15 noviembre 2009

SABER MÁS QUE LEPE


Si no conté mal, esta es la respuesta de uno a otro a la réplica de otro a uno contra el ataque de uno a otro. Bueno, o algo así.

Menudo notición. Me ha dicho un amigo que sabe de buena tinta que la trifulca que hubo esta semana entre Risto Mejide y Ángel Martín… ¡no fue un montaje! Se lo juro. No puedo darles el nombre de mi amigo porque le comprometería, pero me asegura que a él se lo dijo un compañero de trabajo que tiene un familiar que trabaja en la tele y se lo comentó una maquilladora tomando el café. Y, aunque cueste creerlo, tiene sentido: las cadenas de televisión se aprovechan de que los espectadores nos hayamos acostumbrado a que todo lo que sale en la tele es un montaje, y, cuando menos nos lo esperamos, ¡zas!, nos cuelan algo de verdad, algo que no estaba preparado ni medido al milímetro. ¡Qué sinvergüenzas, cómo se aprovechan de nosotros!

Primero atacó Telecinco. Risto escupió en “G-20” que Ángel Martín escribió en una revista un artículo ofensivo contra los habitantes de Babia. Al día siguiente contraatacó laSexta. Angelillo desveló en “Sé lo que hicisteis” que se trataba de una broma entre varios amigos, capitaneados por Ramón Arangüena (colaborador de “Espejo público” en Antena 3), que hace tiempo que juega con el imaginario pueblo (no la comarca real) de Babia. La bola fue creciendo, Risto respondió dando más cera, azuzó a los habitantes de la comarca de Babia contra este señorito de la tele que tanto les ofende, en las páginas sobre televisión de la web y los periódicos se hicieron eco de la polémica, e incluso hubo críticos que firmaron artículos incendiarios tomando partido por uno u otro. Y claro, los espectadores tan ricamente, viendo cómo avanzaba lo que parecía un montaje más de los que hacen en la tele para entretenernos… cuando ahora se descubre que todo puede haber sido verdad.

Es indignante. No se dan cuenta de que, encima, con estas trampas siempre sale perjudicado quien no tiene culpa de nada. ¿Nadie se paró a pensar que en Lepe llevan años currándoselo, concursos de chistes incluidos, para que ahora todo el mundo hable de Babia?

2 comentarios:

Amarok dijo...

Pobre Risto, la cabeza no le da para más: intenta dejar mal a Angel Martín y lo único que consigue es estropear aún más su propia imagen. Debería informarse un poco más antes de abrir la boca... mmm, mejor aún: debería cerrar la boca de una vez por todas, a ver si nos podemos librar de sus tonterías.

david dijo...

¿Que la pelea entre Risto y Ángel es de verdad? Vaya, me quedo mucho más tranquilo.. ahora puedo, sí, ahora puedo discernir y decidir por mí mismo. La información es poder y ahora puedo sin menor género de dudas saber si algo es un montaje para ganar audiencia o si realmente lo que quieren es ganar audiencia.
Parece que Ángel y Risto se han enfadado.. pero enfadado de verdad, de esos enfados que no son de contrato, salvo que el contarato diga que hay que enfadarse con la competencia.
¿Os acordais de la guerra de cifras entre a3 y telecinco en los jóvenes noventa? Qué descaro y qué desfachatez!.. dos cadenas poniéndose verdes entre ellas, así, en bloque, corporativamente... Ahora son los presentadores, pobres.. perros de la guerra cuyos ingeniosos guiones se basan en lo que dice el otro.. cuánto talento malgastado.
Y en medio de todo esto Pilar Rubio se va a telecinco, a ser una mamachicho más, cuando tenía un brillante futuro en la sexta de lectora de pronters.. No sé qué me pasa, que las chicas de la tele cada vez están más buenas, y yo cada vez la veo menos.