21 noviembre 2009

DILE A JORDI HURTADO QUE NO LE FALLARÉ MÁS

Perdóname, "Saber y ganar", por favor. Tienes que comprenderme. Lo siento. De verdad que yo siempre te he querido más que a ningún otro programa de sobremesa. Bien sabes que no te miento. Estuve años y años siéndote fiel todos los días. "El duelo", "El reto", "La pregunta caliente", fuera la sección que fuera ahí estaba yo jugando desde casa, intentando acertar todas las respuestas, disfrutando con cualquier curiosidad que comentaseis. No lo entiendo, no sé lo que me pasó con "Sé lo que hicisteis". Empecé a sentirme muy atraído por el programa de Patricia Conde. Fue por Pilar Rubio, o por la caña que metían a Telecinco, o por los zappings... A lo mejor es que tú y yo estábamos pasando una racha un poco de bajón... no sé... se había perdido aquella pasión del comienzo. El caso es que... lo confieso... empecé a ver SLQH en secreto. Al principio sólo de vez en cuando. Luego casi a diario. Pensé en decírtelo, en hablarlo, pero... ya sabes cómo son estas cosas. Para cuando me di cuenta ya te había abandonado y estaba totalmente convencido de que SLQH era el programa de sobremesa de mi vida.

Qué equivocado estaba. ¿Cómo fui tan idiota? No puedo creer el error que cometí. Yo... yo... el caso es que ahora me doy cuenta de que lo de SLQH no fue más que un subidón fugaz que me deslumbró por completo. De verdad, tienes que creerme. Yo pensaba que era amor pero está claro que fue sólo sexo. Un calentón que bajó tan rápido como subió. Por favor, "Saber y ganar", te lo suplico, quiero volver contigo otra vez. SLQH ya no significa nada para mí. Me he dado cuenta de que a tu lado tenía algo sólido, algo importante que no es fácil encontrar en otros programas. No me volveré a encaprichar con espacios de ironías fáciles y chicas de piernas como las columnas del baldaquino de Bernini. Acéptame de nuevo entre tu público y no te volveré a ser infiel nunca más. Fui débil. Pero podemos volver a empezar. Perdóname. Déjame jugar otra vez a "La parte por el todo". Dile a Jordi Hurtado que no le fallaré más.

5 comentarios:

Max Estrella dijo...

¿No será SLQH una excusa culta para ver corazón (y piernas de marmol)?

david dijo...

No debiste hacerlo.. al primer síntoma de que era un programa del corazon más, debiste dejarlo.
He oído a filólogos y humanistas hablar de Mª Eugenia "silenciosa" Yagüe sin el menor sonrojo. No debiste hacerlo..
Pero Jordi es misericordioso, Él todo lo ve y todo lo puede. Él sabe que la carne es débil. Ahora entrégate a Él, a su manto cálido, y tu temor desaparecerá..

*Master* dijo...

A mi me sucedió igual ... solo puedo decir en mi defensa:

"..Era mi primerito día.."

kafkaensoledad dijo...

Piernas que llegan hasta el suelo, bellezas inalcanzables... sí, ¿Y la sonrisa de Jordi y su combinación perfecta de colores incluyendo sus gafas?

Home por dios...

Elenía dijo...

¿De verdad veías SLQH? Pfff, yo es que no aguanto a Patricia Conde con su mala interpretación de rubia tonta. ¿Cómo pudiste tú? Pobre Jordi, no sé si te perdonará...