17 noviembre 2009

PARCHÍS EXPRESS

Por favor, que alguien me regale el juego de mesa de "Pekín Express". Lo vi anunciado en uno de los intermedios del road-concurso y quedé conceptualmente impactado el resto de la noche. ¿"Pekín Express" convertido en un juego de tablero? ¿Una competición por China, Nepal e India de una docena de parejas reducida a unas fichas moviéndose por unas casillas tirando unos dados? Ya puestos, ¿por qué no convierten "Pekín Express" en... no sé... una cubertería, una fiesta rave, un partido político? Un momento: ¿y si estoy equivocado? ¿Y si en esta explosión cámbrica de formatos audiovisuales Cuatro ha encontrado la manera de meter en una caja la sonrisa líquida de Raquel Sánchez Silva, el Ganges empapado por los sonidos de Benarés (toda la vida fue "Benarés", ¿por qué ahora la gente dice "Varanasi"?), los trastornos de personalidad de Alazne? Insisto: que alguien me regale el juego de mesa de "Pekín Express". No es que yo tenga mucha cara; es que soy un investigador conceptual del universo televisivo.

Y a lo mejor la televisión, en su agonía, termina implosionando y quedando convertida en un mero juego de mesa. Es obvio que a la televisión, tal y como la conocemos, le quedan cinco años de vida. Y a la televisión, de formas diferentes a como la conocemos, le queda todavía menos. A lo mejor una vez que internet mate a la estrella del vídeo los programas encuentran un nuevo acomodo reuniendo a cuatro personas alrededor de un tablero. "Redes - El juego de mesa","Tú sí que vales - El juego de mesa", "Últimas preguntas - El juego de mesa". Si esto es así, -que obviamente no lo será; no se trata más que de una hipótesis absurda para escribir una columna contando la aparición del juego de mesa de "Pekín Express"-, entonces el juego de mesa de "Pekín Express" habría sido pionero en este cambio y podría añadir este mérito al de tener las imágenes y la música más bella de la historia de los concursos televisivos. Lástima que esas imágenes y esa música no quepan en una caja de cartón que alguien podría regalarme.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo sobre Pekin Express:
www.blogpekinexpress2.com

Elenía dijo...

Qué poca imaginación Antonio. Seguro que ese juego es como Jumanji y de repente todos tendremos concursantes, cazadores furtivos y super-mosquitos revoloteando por casa hasta que acabemos la partida. ¡Ten cuidado si lo compras, no te vayas a quedar encerrado dentro!

Por cierto la palabra para verificar estar firma es "petings"... curioso.

david dijo...

¿Y se jugará con billetes del monopoly o de verdad? ah, no, que ahí van de gatis.. go go go go go!

Yos dijo...

Siempre quise el juego de Jumanji pero los reyes magos pasaban de mi :(

El de PE lo cierto es que me tiene con curiosidad, a ver como es.