21 enero 2012

FRAGA BEGINS

No nos va a valer una tv movie al uso, como la que se hizo sobre Tarancón o Adolfo Suárez. La colosal magnitud de Manuel Fraga y su legado obliga a que la posteridad audiovisual le rinda un homenaje a la altura de su contribución al progreso de España. Lo hemos visto, oído y leído hasta el éxtasis estos días en los medios visuales, sonoros o escritos: estamos ante la persona que volvió demócrata a la derecha española, aquél que retó a Franco desde la mismísima mesa del Consejo de Ministros franquista, padre y esposo ejemplar de la Constitución Española actual, fundador del Partido Popular que -cual Moisés desprendido- supo retirarse para permitir el triunfo del proyecto que él había creado, fiel presidente de la Xunta cuantas veces hizo falta desde cuyos despachos veía amanecer y atardecer. Seguro que ya andan las productoras manejando bocetos de guión para una biografía en formato televisivo, seguro que alguien ya está hojeando books de actores con vistas al Fraga niño, el Fraga Palomares, el Fraga Ni Tutelas Ni Tutías y el Fraga Obradoiro. Pero Fraga se merece algo más que eso. Algo más. Pero, ¿el qué?

La Divina Providencia nos ha señalado el camino. La noticia de su fallecimiento llegó el pasado domingo justo en el momento en el que TVE emitía “Batman Begins”. No puede ser una coincidencia. Cualquiera que haya seguido el tratamiento que los medios han dado a don Manuel habrá notado que el prócer fue lo más parecido a un superhéroe que hemos tenido jamás en España. Christopher Nolan acaba de terminar su tercera película sobre Batman y alguien debería hacerle entender que el único proyecto a la altura de su trilogía sobre el héroe de Gotham City es una nueva trilogía sobre el héroe de Villalba. Tres superproducciones. A lo bestia. A lo Fraga. En 3D. O 4D. Destinadas a las pantallas gigantes de los cines gigantes y no a las pequeñas pantallas de nuestras casas pequeñas. La primera de ellas: “Fraga begins”. Podría estrenarse mundialmente... no sé... en el nuevo Festival Internacional de Cine de Gijón.