17 enero 2012

SOBRESIMPSONDOSIS

Las autoridades sanitarias advierten de que un visionado excesivo de “Los Simpson” puede ser perjudicial para la salud. Al menos, si ese visionado excesivo incluye participar en el mega requete super archi ultra maratón que la FOX norteamericana ha organizado para conmemorar los 500 episodios de la familia amarilla de cuatro dedos. El mes que viene se emitirá el capítulo quingentésimo de la serie, -“quingentésimo”, mooooola-, y a la productora ubicada al norte de Río Grande se le ha ocurrido la springfieldiana idea de organizar una prueba consistente en zamparse de un tirón, sin interrupciones para el sueño o para otras funciones corporales elementales, los cinco cientos de capítulos que se han desarrollado a lo largo de 23 temporadas. Quinientos capítulos suman casi once días de televisión ininterrumpida. El límite de privación de sueño antes de que se produzcan graves alteraciones nerviosas e incluso la muerte en los humanos es de..., -un momentín, que lo googleo-, once días. Umm... curiosa coincidencia.

Tras dos o tres días sin dormir comienzan a aparecer alteraciones en los reflejos y en los tiempos de reacción. A nuestro hipotético concursante ya no le harán gracia la primera y segunda parte de “¿Quién mató al señor Burns?” (temporadas 6 y 7) y desde luego no pillará los guiños más sutiles del guión. A los cinco días sin dormir aparece hipotermia en el individuo, y se disparan los niveles de adrenalina, cortisol e insulina. Nuestro jugador verá “Viva Ned Flanders” (T10), sí, pero estará más pálido y con peor analítica que Flanders y Homer cuando se despiertan en Las Vegas después de su noche de alcohol y matrimonio. Y partir de los siguientes días ya se suceden alucinaciones, delirios y cuadros psicóticos. Es posible que los que aún se mantengan en el maratón lleguen a ver el capítulo 500, pero los habitantes de Springfield serán verdes, la Pantera Rosa será el padre de Bart y los 23 años de la serie formarán parte de un complot mundial para acabar con la raza blanca. No merecen la pena los 11.000 dólares de premio.