15 enero 2012

LA UTILIDAD DE LA CRISIS

"Estamos siendo testigos de transferencia de riqueza de un tamaño formidable de las manos públicas, de la mano de las manos del Gobierno, cobrada a la gente corriente en forma de impuestos hacia las manos de las corporaciones y los individuos más ricos del mundo. Las mismas corporaciones e individuos que crearon esta crisis."

El viernes por la noche, La 2 volvió en “El documental” dar una lección de tele pública emitiendo “La doctrina del shock”, un reportaje imprescindible basado en el libro homónimo de Naomi Klein que analiza los métodos y terribles consecuencias del capitalismo salvaje propugnado por el economista Milton Friedman.

Friedman creía en la ‘Terapia del shock’, esto es, aprovechar una circunstancia extrema (da igual que sea un golpe de Estado, el terror de la represión, una guerra, una profunda crisis política, un gran atentado terrorista, un tsunami, una inundación o cualquier gran desgracia colectiva) para implantar la economía de un todopoderoso mercado libre, desregulado y soberano. Las crisis son rentables porque cuando la gente está en shock, desconcertada y apremiada por una emergencia, desprotege sus intereses y se puede actuar sin su oposición. Lo vimos cuando “La doctrina del shock” recorrió, dando datos esclarecedores, los escenarios del Chile de Pinochet, la Argentina de Videla, la Gran Bretaña de Thatcher, los EEUU de Reagan, la Rusia de Yeltsin, los EEUU de Bush tras el 11-S, entre otros ejemplos que ponen la piel de gallina.

¿Es más fácil redactar una crítica de televisión que limitarse a copiar lo que dice un programa en concreto? En casos como este no: cuesta escoger entre datos tan jugosos: Antes de Thatcher un directivo ganaba 10 veces más que un trabajador, y antes de Reagan 43 veces más. Después, ganaba más de 100 y más de 400 veces respectivamente. Tras el Tsunami de Sri Lanka se impidió que volvieran a las playas sus pobladores para privatizarlas y venderlas a hoteles lujosos. Tras la destrucción de New Orleans por el Katrina Friedman propuso privatizar el sistema educativo. Háganse un favor: busquen en reportaje y véanlo en la web. Después, vean el “Telediario”.

1 comentario:

Amarok dijo...

La crisis la están pagando aquellos que no la han provocado, mientras los mayores culpables son los que se están llenando los bolsillos con el dinero de los demás.

Se dice que estamos en un sistema capitalista, pero aquí sólo se ve capitalismo cuando hay beneficios, por lo menos en el caso de las grandes empresas, que en el momento en el que les van las cosas empiezan a pedir la intervención del estado para que les rescate.

Los datos del último párrafo del artículo explican muy bien cómo se aprovechan de los que menos tienen; y luego los mandatarios nos dicen que nos toca hacer sacrificios, deberían ellos empezar dando ejemplo.