05 febrero 2012

MILLION DOLLAR PANTOJA

La diferencia fundamental entre Elvis Presley e Isabel Pantoja radica en que Elvis no mintió en ridículos comunicados ni movilizó un ejército de abogados cuando grabó unas canciones en una compañía diferente de aquélla con la que tenía un contrato de exclusividad. Ocurrió el 4 de diciembre de 1956 en Memphis, la capital de Tennessee en donde Sun Records tenía localizados los estudios de grabación que oyeron nacer al rock and roll. Aquella tarde Carl Perkins ensayaba con un pianista local llamado Jerry Lee Lewis buscando una canción que continuara el éxito de “Blue suede shoes”. Johnny Cash se había llegado hasta allí para arreglar un asunto de dinero con el dueño Sam Phillips. Y Elvis Presley, que ya no pertenecía a Sun y acababa de firmar un supercontrato con RCA, también se acercó a saludar a viejos amigos tras haber estado fuera de Memphis una temporada. Perkins, Lewis, Cash y Presley empezaron a improvisar alrededor de un piano. Alguien apretó el botón de grabar y una hora y diecisiete canciones después había nacido “The Million Dollar Quartet”, una de las grabaciones míticas de la historia del rock que no pudo ver la luz hasta décadas más tarde debido al vínculo legal de Elvis Presley con RCA.

¿Tendremos que esperar décadas para escuchar la entrevista que Susanna Griso hizo a Isabel Pantoja en “Espejo público”? Me la sopla. La folksinger se enteró de que estaban hablando de ella en Antena 3, se le calentaron los piños y llamó a Grissom, digo a Griso, para largar lo que que su alma y sus glándulas suprarrenales le pidieran. Luego resulta que cayó en la cuenta corriente del millonario contrato que le une ahora a su antaño archienemigo telecinquero y empezó a mentir malayamente acusando a Antena 3 de haberla grabado sin permiso. Hace 56 años RCA y Sam Phillips llegaron a un sencillo acuerdo y Elvis no tuvo problemas en reconocer su error. Fue mucho más elegante que Isabel Pantoja. Aunque conociendo a Elvis Presley y a Isabel Pantoja no hacía falta contar esta historia para llegar a esta conclusión.