19 febrero 2012

EL MUNDO SE DERRUMBA



¿Habrían tenido éxito las películas que forman parte del ciclo “Clásicos de La 1” si se hubieran filmado en la actualidad y tuvieran que competir con los títulos que están ahora en las carteleras de los cines? ¿Cuál habría sido la suerte de “El hombre tranquilo” si se hubiera estrenado hoy 19 de febrero de 2012 al lado de “Jack y su gemela”, “El topo” y “Star Wars: Episodio 1 - La amenaza fantasma” en 3-D? ¿Qué hubieran dicho los críticos acerca de “Historias de Filadelfia” o acerca de “La jauría humana” si compatieran cartel ahora mismo en unos SuperCineplex con “La dama de hierro”, “Los hombres que no amaban a las mujeres” o “Moneyball”? ¿Recordaría alguien sesenta años después de su estreno “Sólo ante el peligro” si ese estreno hubiera tenido que competir con “Promoción fantasma”, “Underworld” o “Alvin y las ardillas 3”?.

¿Y habrían triunfado estas mismas películas si en su momento se hubieran estrenado en la televisión norteamericana en competencia con los espacios con los que compite el ciclo “Clásicos de La 1”? ¿Qué habría preferido la audiencia televisiva de 1956, el “Gigante” de Rock Hudson, Liz Taylor y James Dean o el “Sherlock” de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman? ¿Qué habría obtenido más share en 1965, “Doctor Zhivago” o la gala de “Gran Hermano”? ¿Qué hubieran preferido los espectadores en 1942 si hubieran tenido que elegir entre ver a Humphrey Bogart en “Casablanca” o a Hugh Laurie en “House”?

Pero afortunadamente “Gigante” no tuvo que competir contra “Star Wars: Episodio 1 - La amenaza fantasma”. Ni “El hombre tranquilo” necesitó vencer en audiencia a una gala de “Gran Hermano 12+1”. Para que la historia del cine del siglo XX se haya convertido en la inagotable fuente de tesoros que es ha hecho falta que el mundo del siglo XX fuera exactamente como fue. Pero ahora todo ha cambiado. El cine y el mundo caminan de la mano y delante de nuestras narices el cine se derrumba. El mundo se derrumba y TVE nos ofrece un ciclo de cine clásico.