13 junio 2012

SÓLO QUIERO HACER CAJA CONTIGO


No quiero ni sorteos ni concursos de participación ciudadana en TVE. No quiero mandar mensajes SMS ni llamar a un número de teléfono que aparece sobreimpresionado en pantalla para ganar un premio espectavilloso y maracular. No quiero ver el coste de los mensajes y las llamadas desfilando ante mis narices como letra que lleva el diablo mientras un presentador jovial o una presentadora sonriente o una parejita encantadora me miran a los ojos con cara de ser mis mejores amigos.

No es fácil aumentar los ingresos en tiempos revueltos. TVE no puede volver a los anuncios ahora que nos hemos acostumbrado a lo bueno, pero salta a la vista que le está dando vueltas al asunto y puede pasar cualquier cosa. Y si la programación entera tiene que estar patrocinada por Movifrío y Campostar, pues que lo esté. Y si para aumentar la venta de merchandising “Jara y sedal” tiene que poner a la venta libros de recetas y “Cuéntame cómo pasó” tiene que publicar una revista semanal de punto de cruz, pues que lo hagan. Y si para darnos las isobaras los del tiempo tienen que recordarnos qué empresa petrolera es la propietaria de las siete notas que inocentemente continúan usando como sintonía, pues que lo recuerden. Pero que no se líen a organizar concursos tontos con preguntas chorras para recaudar dinero. Fue triste cuando lo hacía “Noche de fiesta” con los modelos en ropa interior, fue triste cuando lo hacía “Saber y ganar” preguntando idioteces y volvió a ser triste estos días atrás cuando volvieron a hacerlo utilizando como pretexto el 75 aniversario de RNE.

No presté ninguna atención a cuáles eran los 30 sonidos preseleccionados para resumir estos 75 años de historia. No sé cuántos llamaron y mandaron mensajes, ni quién ganó los premios, ni cuál resultó ser el sonido ganador. Solo quiero saber que TVE ha decidido no volver a traicionar sus principios de servicio público y no recurrirá más a sorteos ni concursos de participación ciudadana para hacer caja.