07 junio 2012

MAUDE FLANDERS, RUEGA POR NOSOTROS


Bonita canción: “No creo en la evolución, sé que es cierta la Creación. Creo que el Dios del Cielo nos creó a ti y a mí, bendice su nombre por lo que hizo, da crédito a quien lo merece. Yo no salí de una charca ni bajé de ningún árbol, Adán es mi antepasado, y no un chimpancé. Dios lo creó todo, y en seis días nada más. La teoría del Big Bang es un birria y lo del millón de años también”. Estén atentos a La 2 si quieren oírla en versión original, cantada por un tipo vestido de vaquero armado con una guitarra (ay, Woody Guthrie, usan esa hermosa máquina para matar científicos), cantando en una iglesia del Estado de Ohio, EEUU, con niños y adultos batiendo palmas.

Averigüen cuándo TVE reemitirá, en medio del caos de multidifusiones en el que se ha convertido La 2, el capítulo titulado “¿Y qué hay de Dios?” de la serie “Evolución” del programa “Docufilia”. Estos días me lo tropecé tres veces, pero no es fácil saber cuándo emiten nada si la hoja de programación solo pone “Docufilia” (y, como mucho, añaden “Evolución”).

“La próxima vez que alguien diga millones de años’, levantarán la mano y dirán ‘disculpe, ¿estaba usted allí?’”. La Biblia debe tomarse al pie de la letra (¿no es la palabra de Dios?, ¿quiénes somos nosotros para interpretar y alterar sus exactas palabras?): “Si la Biblia se equivoca al hablar de biología y geología, ¿por qué voy a creer en ella cuando habla de moralidad y salvación?”. Nathan Baird estudia ciencias en una de las 50 principales universidades de USA, donde los profesores tienen que firmar que creen que la humanidad procede de dos personas llamadas Adán y Eva creadas por Dios porque, como institución, el centro se compromete a fortalecer la fe de sus alumnos en el Dios de la Biblia. Aun así, su familia recela de sus estudios: “¿Qué, ya te has vuelto evolucionista?”, “Por muchos descubrimientos que haga la ciencia, Dios nos dice y yo lo creo que la sabiduría del hombre es necedad”. Maude Flanders que estás en los cielos, ruega por nosotros.