17 junio 2012

BIG BANG MARATÓN

Las palabras son elásticas, cambian su significado, dejan que la Historia las reinvente una y otra vez. Las ojivas de las catedrales góticas se convierten las ojivas de los proyectiles nucleares. El retrete como sinónimo de retirada y retraimiento pasa a ser el lugar en el que las personas se apartan de las demás para hacer sus necesidades higiénicas. En el año 490 a.C. las tropas del imperio persa llegaron hasta la llanura de Maratón, en la costa noreste del Ática, en sus avances invasores sobre Grecia. Allí se encontraron con la resistencia de los atenienses que, ayudados por las fuerzas de la ciudad de Platea, plantaron cara a los persas. A pesar de la inferioridad numérica de las fuerzas griegas, los hoplitas dirigidos por Milcíades consiguieron detener y derrotar al ejército de Darío I. Tan sorprendente e importante fue la victoria que uno de los soldados de Atenas, llamado Filípides, rápidamente buscó en su campamento militar el lugar en donde se recibía una mejor conexión wi-fi, y comenzó a ver sin parar capítulos de “Big bang theory”. Aunque las fuentes historiográficas más rigurosas no pueden confirmarlo, se dice que se vio de un tirón toda la quinta temporada, que disfrutó riéndose como un soldado que acabara de ganar una batalla del compromiso entre Bernadette y Wolowitz y los preparativos de su boda, del reencuentro y el renoviazgo de la maravillosa Penny y Leonard, de la imposible relación sin intercambio de fluidos entre el doctor Sheldon Lee Cooper y la doctora Amy Farraw Fowler. Después de contemplar el capítulo final con la boda espacial de Howard y Bernadette, Filípides se acercó dando un tranquilo paseo hasta Atenas para comunicar la victoria de los griegos.

Por eso, desde entonces, cada vez que TNT emite doce, catorce, dieciséis capítulos seguidos de “Big Bang” llama “maratón” a esa sucesión de episodios. Lo hizo anteayer, y fue uno de los momentos más felices de la televisión reciente. Por extensión semántica, también se llaman “maratones” a las carreras de atletismo que cubren la distancia entre Maratón y Atenas.