09 junio 2012

PABLO

Nada más entrar en la consulta, el Psicoanalista de las Televisiones notó que Antena 3 había llegado a la terapia particularmente alterada. “Túmbese, ¿se encuentra bien?”. “No, doctor, estoy pasando un día espantoso, Me desperté empapada en sudor frío y completamente sobresaltada por la peor pesadilla de mi vida”. “¿Una pesadilla, la recuerda?”. “Claro”. “Cuéntemela”.

“Comenzaba ‘El Hormiguero’. Parecía un programa más. Salió Pablo Motos al plato y anunció: ‘hoy ha venido a divertirse a El Hormiguero... ¡Pablo Motos!’. Y Pablo Motos, otro Pablo Matos pero que era el mismo Pablo Motos, entra, saluda a Pablo Motos, se abrazan, miran al público. La cámara enfoca las gradas del programa y se ve a doscientos Pablo Motos, todos iguales, aplaudiendo. Pantalón oscuro, camisa blanca, cara naranja. Pablo Motos y Pablo Motos se sientan y comienza a charlar. Al poco, Pablo Motos dice: ‘Quisiera presentarte a las estrellas del programa: ¡Pablo Motos y Pablo Motos!’, y dos marionetas idénticas a Pablo Motos aparecen por una abertura de la mesa. A partir de ahí ya no lo recuerdo bien. Sé que los dos Pablo Motos humanos se colocaron en el centro del plató, y llegó Marron, que era Pablo Motos, y Jandro y Yunke, que eran Pablo Motos y Pablo Motos. Luego salió Luis Piedrahita, que era Pablo Motos. Y al final se anunció la aparición del Hombre de Negro. Entró alguien enfundado en una amplia gabardina negra con el pelo largo y negro. La cámara lo enfocaba desde atrás. Pero cuando se volvió era Pablo Motos, Pablo Motos con una peluca negra y ampliado en su volumen corporal mediante efectos digitales. Pablo Motos, el primero de todos, el que salió de presentador, reía y reía, y entonces me desperté gritando. ¿Qué quiere decir, doctor?”.

El Psicoanalista de las Televisiones no había dejado de tomar notas, pero no contestó. Antena 3 insistió: “dígame, doctor, ¿qué significa esta pesadilla?”. Ante la falta de respuesta se incorporó del diván, se giró y miró al médico. Éste empezó a reír con una risa humillante. Era Pablo Motos.