14 septiembre 2015

LA TELE QUE AMO


La tele pública que amo es la tele de Rafael S. Avello. Avello trabajó durante años en el Centro Territorial de TVE en Asturias y siempre le gustó que sus informativos se despidieran indicando a la audiencia (a los dueños de la empresa) que la información continuaba cada hora en Radio Nacional (que también es parte de la misma empresa). De él aprendí y por eso la tele pública que amo no es ni La 1, ni La 2, ni ninguno de los muchos canales de TVE porque la tele pública que amo es más que la tele pública entera. La tele pública que amo es toda RTVE, que suma a sus canales de televisión todos sus canales de radio trabajando juntos (lo que incluye, por supuesto, la desconcertante Radio 6 de Juan Carlos Ortega con la que conecta Pepa Fernández en “No es un día cualquiera”).

La RTVE que amo estrena la cuidada e interesante serie “Carlos, Rey Emperador” como hizo el pasado lunes por la noche La 1. La RTVE que amo reemite el capítulo “Carlos V, un monarca, un imperio y una espada” del documental “Memoria de España” como hizo justo al día siguiente por la mañana La 2. La RTVE que amo entrevista al historiador Antonio-Miguel Bernal para que nos explique la figura del emperador Carlos en el programa “La Historia de cada día” el sábado pasado por la mañana. En la RTVE que amo todos los recursos disponibles colaboran para captar nuestro interés y ofrecernos un mejor servicio público, lo que incluye la cooperación con un sistema educativo con el que la sociedad pretende despertar el interés de los jóvenes por el conocimiento y por ser mejores ciudadanos.

Ya solo faltaba que RTVE no solo usara, como usa, los programas y canales menores para promocionar los productos de relumbrón de La 1, sino que también aprovechara, como no aprovecha, los productos de relumbrón de La 1 para potenciar y dar a conocer otros programas y canales menores en audiencia pero que dan a la tele pública su auténtica razón de ser.