10 septiembre 2015

ALFABETIZACIÓN AUDIOVISUAL


Felicidades a TVE. Tuvo la genial idea de celebrar el Día Internacional de la Alfabetización, que cada año se conmemora el ocho de septiembre, de una forma original y divertida: estrenando una buena serie de ficción que se llevara por delante la birria de programa, el que fuera, que ese día emitiera Telecinco. Y les salió redondo. El estreno de “Olmos y Robles” triunfó y “Cámbiame Premium”, la birria que Telecinco emitía anteayer, sufrió en sus índices de audiencia el éxito de la nueva serie.

Hay que felicitar a TVE por una serie que se deja ver con gusto. La trama es entretenida, los gags son divertidos y los detalles están cuidados: es uno de esos programas que no dan vergüenza ajena, de los que no te arrepientes de haber quedado viendo la tele en vez de ir a la cama, y del que se puede hablar al día siguiente sin ponerte colorado por las cosas que ves en la tele. Algo que no puede decirse de “Cámbiame premium”, que trata a los espectadores como si fuéramos tontos capaces de dedicar una noche a la semana a la idiotizante actividad de ver cómo unos señores van al peluquero o unas señoras cambian los muebles del salón.

Porque, en efecto, la alfabetización audiovisual también tiene su importancia, y el ascenso de “Olmos y Robles” y la caída de “Cámbiame premium” es algo más que el triunfo o el fracaso de un programa en la tele. TVE solo cometió un fallo: tanto afán para que la celebración del Día Internacional de la Alfabetización saliera bien les llevó a emitir una promo de presentación de los dos personajes protagonistas descorazonadora: salía primero el agente Robles comportándose como un experto en combate en una lucha cuerpo a cuerpo ¡y sobreimpresionaban el cartelito “Experto en combate”!, salía después el agente Olmos comportándose torpemente en una situación social ¡y sobreimpresionaban el cartelito “Torpe”! Vale, lo pillamos, pero los siguientes promos con más nivel, porfa, que primero de “Alfabetización audiovisual” lo tenemos todos aprobado.