05 septiembre 2015

UN TIEMPO NUEVO - REBOOT

Mi principal objeción al nuevo “Un tiempo nuevo” es que no le veo la menor conexión con el antiguo “Un tiempo nuevo” que justifique mantener el mismo título. Repasemos las diferencias: el antiguo UTN se emitía en Telecinco, el nuevo UTN se emite en Cuatro; el antiguo UTN era presentado por Sandra Barneda, el nuevo UTN es presentado por Silvia Intxaurrondo; el antiguo UTN estaba producido por Producciones Mandarina, el nuevo UTN está producido por Cuarzo Producciones. Ha cambiado por completo el plató, todos los colaboradores y tertulianos, los reporteros, el diseño gráfico del programa, la sintonía. Ha cambiado el director, el regidor, el maquillador, el técnico de sonido, el iluminador. Ha cambiado la empresa que sirve el catering,  los cortes de publicidad, las moscas que revolotean alrededor de los focos, los señores y señoras de la limpieza, los reponedores de las máquinas de refrescos y cafés. Ha cambiado, sobre todo, la calidad del programa; mucho, muchísimo, y para mejor. ¿Por qué se empeña Mediaset en presentar la primera entrega del nuevo programa de Cuatro como la trigésimo quinta entrega del antiguo programa de Telecinco?

Se denomina con el término “reboot” al reinicio de una serie de ficción dado el agotamiento o el fracaso de las entregas anteriores. El reboot recrea por completo el universo de dichos personajes, vuelve a contar sus orígenes cambiando elementos fundamentales, resetea una trama que ya no daba más de sí buscando nuevos impulsos desde los que relanzarse. Hasta ahora los reboots eran exclusivos de la ficción y la ciencia ficción, -Godzilla, Spiderman, los 4 Fantásticos...-, pero Mediaset ha conseguido realizar un crossover entre  géneros y ofrecernos el primer reboot de un debate político en la historia de la televisión. Hoy por la noche, “Un tiempo nuevo - Reboot”, segunda entrega. Con Silvia Intxaurrondo sustituyendo a Sandra Barneda, igual que Daniel Craig sustituyó a Pierce Brosnan en el reboot de James Bond.