25 noviembre 2015

EL ALA OESTE DE PLUTÓN


Los que amamos a Sharon Stone incluso desde que protagonizó con Richard Chamberlain la horrible película “Las minas del rey Salomón”, no entendemos por qué la estupenda actriz que nos deslumbró en “Casino” se empeña en decepcionarnos en la serie “Agente X” (TNT). ¿Por qué Sharon Stone no tiene un papel en “The Leftovers”, por ejemplo? ¿Por qué Sharon Stone no inunda la pantalla en la última película de James Bond (con permiso de la maravillosa Monica Bellucci), y en cambio pone cara de intensidad histórica mientras contempla un retrato de J. F. Kennedy en “Agente X”? ¿Por qué demonios Sharon Stone se involucra en un proyecto que parte de una idea absurda (la secretísima sección quinta del artículo 2 de la Constitución de los Estados Unidos permite al vicepresidente tomar decisiones fuera de la ley en casos de extrema gravedad, así que la vicepresidenta Stone, asesorada por su mayordomo, encarga peligrosas misiones al agente secreto John Case) que sólo podría funcionar en una serie B sin demasiadas pretensiones emitida por el canal SyFy? ¿Por qué el agente John Case parece el hermano pobre de James Bond? ¿Por qué el mayordomo Malcolm Millar parece el primo creído de Alfred, el mayordomo de Batman? ¿Por qué la vicepresidenta Natalie Maccabee parece la versión despistada de M, la jefa del servicio de inteligencia británico interpretada por Judi Dench? ¿Por qué los primeros capítulos de “Agente X” parecen escritos para Jackie Chan?

Podríamos decir que “Agente X” es una serie entretenida que mezcla unas gotas de James Bond con un puñadito de Jason Bourne, una pizca de Batman e incluso un aroma al Hombre Enmascarado en una olla que tiene restos de “El ala oeste de la Casa Blanca” pegados en el fondo. Podríamos decir eso, pero sería como si Júpiter le dijera a Plutón: “Tú también eres un planeta”, una frase que salió de la boca de Rye Gerhardt en “Fargo” antes de que Peggy lo atropellara con su coche. Lo mejor, y lo peor, que podemos decir de “Agente X” es que también es un planeta, como “Homeland” o “True Detective”. Pero eso convierte a “Agente X” en el “El ala oeste de Plutón”.