12 septiembre 2011

CARISMA

Se tiene o no se tiene. Si se tiene no se puede evitar tenerlo. Si no se tiene no hay nada que se pueda hacer por tenerlo. No depende de la presencia física, ni de la seguridad al hablar, ni del lenguaje corporal, aunque tiene que ver con esas tres cosas. Lo tuvo John Lennon y no lo tuvo Paul McCartney. Hay quien lo relaciona con la religión. Se puede ser un genio y no tenerlo. Se puede tenerlo y no ser en absoluto genial. Pero si se tiene aumenta mucho la probabilidad de ser considerado un genio y si no se tiene se dificulta mucho tal consideración. Hace que los demás quieran escuchar lo que la persona dice. En otras épocas históricas exigía carecer de sentido del humor y hoy en día exige tenerlo muy desarrollado. Nadie sabe en qué consiste o cómo alcanzarlo. No se puede tener a ratos: o se tiene las veinticuatro horas del día durante todos los días del año o no se tiene nunca. Lo tiene Obama. Lo tiene Buenafuente. Si se tiene hay que dedicarse a la política o al mundo del espectáculo.

Salvo Arguiñano, que se dedica a la cocina. Y eso vuelve todavía más fascinante al personaje. ¿Qué talento tiene más desarrollado? ¿El talento gastronómico o el talento televisivo? ¿Es Arguiñano un cocinero que presenta un programa de televisión o un presentador de televisión que cocina? No hay político que no vendiera su alma por parecerse un poco a él. No hay cantante, actor, humorista, que no hiciera lo mismo. Hoy Antena 3 estrena la nueva temporada de su programa. Esta vez se emitirá antes de la comida en vez de antes de la cena. Da igual. Arguiñano tendría el mismo éxito televisivo aunque su programa se emitiera justo después de la comida, a esa hora en la que los expertos recomiendan ir a hacer la compra ya que la atracción por la comida alcanza el mínimo a lo largo del día. Lleva veinte años haciendo lo mismo con el mismo éxito y seguirá haciéndolo hasta que él quiera. Hay otros cocineros tan buenos como él, pero no lo tienen. Hay otros que lo tienen, pero no cocinan. Se tiene o no se tiene.

1 comentario:

Prensa Caliente dijo...

A este tio lo que le pasa es que está como una cabra y a la gente la gusta XD