26 abril 2014

EL NEOLÍTICO EN TELECINCO


“Supervivientes” es un timo. Como el de las estampitas que no son billetes sino viejos recortes de periódico. Como el de la nave de Íker Jiménez, que no es más que un plató repleto de viejos trucos de trilero. Como tantas cosas.

Dicen que en “Supervivientes” unos cuantos personajes -dispuestos a renunciar a aspectos muy valiosos de la vida humana a cambio nada más que de simple dinero- van a sobrevivir en un remoto entorno natural. Quien lo haya visto sabe que es mentira. Es cierto que los personajes van a en sitio remoto y que lo que hacen lo hacen por dinero -cada uno según su precio-, pero aquello no es la naturaleza ni de coña. Aquello es una puñetera granja en la que solo pasa lo que quiere el granjero. Es más, puedes ser un espectador paciente que se pasa semanas tragándose ridículas rencillas infantiles entre adultos, y cuando por fin llega lo bueno, cuando surge la lucha por la supervivencia en todo su esplendor, aparecen unos señores de la organización y rescatan a los participantes rompiendo las reglas. Las reglas de verdad, las que establece la adaptación al medio, no esas normas estúpidas de las que se quejaba Bibiana Fernández ahí atrás.

Anteayer, Telecinco comunicó que, como había muchos mosquitos, habían llevado a los concursantes a un sitio más amable. Qué timo. Así cualquiera sobrevive en “Supervivientes”. Hacen pruebas ridículas que no comprometen a nada, pero cuando llega una prueba de verdad, de adaptación al medio y lucha por la supervivencia sin trampa ni cartón, aparece la mano del granjero para proteger a su ganadería y evitar que disminuya el rendimiento de la explotación ganadera. “Supervivientes” tiene de supervivencia tanto como “Gran hermano”: nada. En ambos casos no estamos más que ante sofisticadas formas de estabulación humana que deberían hacernos replantear la marcha de la civilización y la búsqueda del momento en el que los grandes avances que en su día supuso el Neolítico se nos fueron de las manos.

1 comentario:

Radio Itinerante Creativa dijo...

El neolítico en televisión se podría corresponder con telecinco. De la voz del Ilustrísimo www.laboratorioderadio.com y la tinta del magnífico Antonio Rico, este audio:

http://www.ivoox.com/neolitico-telecinco-antonio-rico-con-audios-mp3_rf_3061095_1.html