22 abril 2014

EL MISTERIO DE NEFERTITI

Como la hermosa palabra “misterio” ha sido conquistada por los amantes de la tontería esotérica y todos esos tipos que creen que los extraterrestres construyeron las pirámides de Egipto (¿todas, o sólo la Gran Pirámide de Keops?) y que los templarios dirigen el mundo, desconfío de cualquier documental cuyo título empiece por “Los misterios de…”. Eso quiere decir que el documental “Los misterios de Nefertiti” (Canal Historia) olía raro desde el título, pero no todo lo que huele raro sabe mal.

“Los misterios de Nefertiti” plantea la posibilidad de que el famoso busto de la reina Nefertiti, esposa del faraón Akenatón, expuesto en el Neues Museum de Berlín sea una falsificación. El historiador Henri Stierlin argumenta que el busto está demasiado bien conservado para tener casi 3.400 años, sobre todo si tenemos en cuenta que el busto de Akenatón que encontró Ludwig Borchardt en el mismo lugar está muy dañado. Vale, discutamos si el busto de Nefertiti es una estafa, como defiende el documental de Canal Historia, pero no perdamos el tiempo analizando el posible origen extraterrestre de Akenatón sólo porque introdujo una revolución religiosa en el antiguo Egipto y tenía el cráneo muy alargado. El verdadero misterio del busto de Nefertiti no es si fue un encargo de Borchardt, sino por qué demonios sigue exiliado en un museo de Berlín cuando debería ser devuelto inmediatamente a Egipto. Eso sí es un  misterio.

Hay más misterios. Es un misterio por qué el obelisco de Luxor que mandó erigir Ramsés II y que fue horriblemente arrancado de su emplazamiento original sigue en la plaza de la Concordia de París aguantando un tráfico imposible y una contaminación absurda. Es un misterio por qué los mármoles del Partenón siguen encarcelados en el Museo Británico, y no han emprendido ya su viaje de vuelta a casa, al Nuevo Museo de la Acrópolis, donde tienen un sitio reservado con estupendas vistas a la Acrópolis de Atenas. Ya basta de tanto misterio ridículo, tanto extraterrestre, tanto templario, tanta mega conspiración y tanta arqueología alternativa. Hay un misterio en torno a Nefertiti, el obelisco de Luxor, los mármoles del Partenón y otras maravillas de la humanidad, pero nunca sale en la tele.