02 diciembre 2016

"THE RUNNING DEAD"


Como nos cansamos de hacer el papanatas con el “footing” primero y con el “jogging” después, ahora le damos al “running”. Ya sé que peor es robar, pero si esto no es triste que baje Dios y lo vea.

La cosa es que correr, lo que se dice correr, por aquí hace más de treinta años que no corre nadie. Da igual que sea despacio que deprisa, correr es de cobardes que no están en lo que celebran. Que no es por ofender, pero correr es propio de gente pasada de moda, eso que se llamó estar “out” hasta que decir “out” quedó tan “out” como quedó el “footing”, el “jogging” y los calientapiernas.

Como la tele se apunta siempre a todo lo que es “trending” ya tenemos un programa de “runners”, con “runners”, y para “runners”. Se llama “Nacidos para correr” y lo emite La 1 los domingos por la mañana. O es que alguien dio la alarma para que la televisión pública echara el freno y se conformara con celebrar el cuarto centenario de la muerte de Cervantes mandando a “Eurovisión” una canción en inglés, o es que cuando fueron a registrar el nombre de “Born to run” se encontraron con que ya lo tenía cogido Bruce Springsteen.

“Nacidos para correr” va de eso, de correr. Quiero decir, de “running”. Yo solo vi la entrega en la que ponían a Juan Muñoz, el que fue mitad del dúo “Cruz y Raya”, a sufrir como un condenado. Si lo que pretendían es que los espectadores corriéramos, lo consiguieron. Viendo a aquel hombre echar los hígados apetecía salir corriendo. “The walking dead” ya no da miedo, eso es todo atrezzo. Lo que da miedo de verdad es ver a Muñoz protagonizar “The running dead”, terror en estado puro sin trampa ni cartón. Con lo bien que estaría este hombre, como tantos, caminando rápido, así como Rajoy. Pero la moda es la moda, y la tontería, la tontería. Muñoz, como todos, tiene que ser “runner” y hacer “running” porque ser “walker” y hacer “walking” no es “trending”. Y que no nos vendan como coartada el “mens sana in corpore sano”. Los clásicos no hablaban de machacar el cuerpo, los “mens sana” sabían que eso era (y es) cualquier cosa menos sano.