05 enero 2017

TELEVISIÓN EDUCATIVA "MASTERCHEF JUNIOR"


Los peques tienen ilusión por “MasterChef Junior” y lo menos que podían hacer los Reyes Magos es traerles esa retahíla de productos que sacó TVE para rentabilizar la marca. Así podrán jugar a cocinar como los niños de “MasterChef Junior”, a molar como los niños de “MasterChef Junior” y a ser famosos como los niños de “MasterChef Junior”.

Los mayores se pasan el curso haciéndoles la vida imposible. Empezando por los profes, que son unos pringaos que ni son famosos ni nada y se empeñan en obligar a los infelices a estudiar un montón de cosas aburridas que solo sirven para convertirse en unos pringaos como ellos. Pero no engañan a nadie. Si estudiar fuera importante, en la tele pública habría programas chulos sobre matemáticas, lengua y cosas de esas. ¿Los hay? Pues eso.

Lo que no se entiende es que el Gobierno tenga claro lo que es importante para los niños y encargue a TVE programas guays como “MasterChef Junior”, pero luego ponga en clase unas asignaturas horribles que no enseñan cosas importantes como decorar tartas, hacer ‘cupcakes’ o batir nata montada. Los quebrados, los morfemas y el ciclo del agua que se vayan a freír churros. Mira, freír churros, eso sí que está bien. Si de verdad el Gobierno quiere mejorar la calidad educativa, que sea coherente con las enseñanzas de “MasterChef Junior” y convierta los coles en escuelas de hostelería.

Mientras llega ese día, los Reyes Magos colaboren trayendo a los niños el libro “Mis recetas de MasterChef Junior”, el libro “Las recetas más molonas de MasterChef Junior”, el libro “Recetas para cocinar con niños de MasterChef Junior”, el libro “Grandes recetas para pequeños chefs de MasterChef Junior”, el “Juego de cuchillos de MasterChef Junior”, el chisme de “La fábrica de pasta de MasterChef Junior” y el de “Junior Cake Party de MasterChef Junior”. Y, para que jueguen a ganar el gorro de chef, el “Juego de MasterChef Junior”. Y, para que jueguen con pegatinas y recortables, el libro “Juega con MasterChef Junior”. Y, para que pasen unas vacaciones instructivas de verdad, una estancia en el “Campamento MasterChef Junior”. ¡Y luego dicen que no hay televisión educativa!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Viendo las sucesivas reformas educativas que nos endosan nuestroa "amados" políticos, todo llegará

Anónimo dijo...

Llegas tarde. Por muy original que quieras ser, siempre va alguien por delante: https://vivanlosproyectos.blogspot.com/2016/12/proyecto-masterchef.html