27 diciembre 2008

BALANCE 2008

Todo balance de fin de año es un tostón. No garantizo nada, pero intentaremos evitarlo siguiendo las enseñanzas de “Barrio Sésamo”. Veremos, pues, las diferencias entre “aquí” y “allí” en un asunto que dio mucho que hablar este año. Empezaremos por “allí”.

Allí, en Alemania, antes de que un famoso presidiario fuera puesto en libertad, ya tenían claro que no lo iban a entrevistar en la tele. El próximo 3 de enero saldrá en libertad Christian Klar, el último cabecilla en prisión de la Fracción del Ejército Rojo (RAF). Lleva 26 años en la cárcel y seguramente le vendría bien embolsarse 350.000 euros por conceder una entrevista en la tele, pero las cadenas alemanas ARD y ZDF no sólo no le ofrecen un euro, sino que ya anunciaron que no están dispuestas a que el convicto las use de caja de resonancia para contar cómo mola ser un desgraciado o para lavar su imagen haciéndose la víctima. Se desconoce, justo es admitirlo, si esto se debe al hecho de que Klar no sea el novio de una famosa cantante local de canción tirolesa viuda de un héroe de la fiesta nacional de la cerveza que murió corneado por una jarra de 500 kilos.

Aquí, en España, una cadena acostumbrada a ganar pasta con programas hechos con cuatro duros, decidió hacer telebasura por todo lo alto y realizó una inversión primero de 50.000 y luego de 350.000 euros para entrevistar a un par de presidiarios. En el primer caso apenas tuvo audiencia y en el segundo quedó muy lejos de arrasar como esperaban. La cadena descubrió que cuando la telebasura exige mucho desembolso no es tan rentable. También que el daño que sufre la imagen de la empresa es mil veces más importante que la audiencia que obtiene un par de noches sueltas.

Y ya está, amiguitos. Esa diferencia encontramos en 2008 entre “aquí”, donde vivimos; y “allí”, donde no vivimos.

5 comentarios:

Esther dijo...

Mejor pensar en 2009... no me gusta nada lo de repasar el año anterior ;)

Velda Rae dijo...

A veces mi profesión (soy periodista) da verdadero asco, y no podemos escudarnos en aquello de que hay que dar al público lo que quiere ver, porque habría que saber qué fue primero, ¿la 'telebasura' o el espectador 'vertedero'? ¿La audiencia quiere ver 'Salsa Rosa' o es que a fuerza de ver 'Aquí hay tomate' ya no saben que la Tv puede ser otra cosa muy diferente?
Nada es tan puro, desde luego, porque no todos caen en ese condicionamiento 'teledirigido' de los medios de comunicación, cómplices interesados de tanto poder en la sombra, que no es más que uno que sueña con una población adocenada que oye, ve, calla, consume y no molesta planteando dudas o críticas.
Los medios de comunicación no son más que empresas informativas (dinero), aliadas con otras empresas (es decir, más dinero). Y nosotros somos los zánganos que trabajamos para que todas ellas puedan serguir existiendo y engañándonos con un poco de 'pan y circo'.

Edmond dijo...

Compararnos con los alemanes solo sirve para desnudar nuestras carencias en todos los sentidos. Otra cosa es si nos comparamos con los italianos, que deben ser peores que aquí. De todas maneras, 2008 no ha sido un año tan malo, hemos vivido la desaparición del Tomate, hay menos programas asquerosos en las televisiones... que sí, que apareció Roldán y Julián Muñoz, pero el resultado no ha sido el que esperaban en Telecinco, lo que me alegra. En fin, quien sabe, puede ser el síntoma de un año mas "higiénico", televisivamente hablando. Voy a intentar ser un poco optimista, aunque la noticia que leí del retorno de Jorge Javier a la Cadena Amiga con programas para él solo no ayuda.

BEMOLERO dijo...

Si, nuestra televisión (la de Berlusconi más concretamente) deja mucho que desear. Me gustaría saber si el reo fuese novio de famosa se ahorran la entrevista, pero en fin, nos tendremos que conformar con haberles ganado la Eurocopa.

Elenía dijo...

Y qué bien estaría vivir allí. Que, además, si se habla de dar dinero a ex-presidiarios prefiero escuchar a cualquiera antes que a un psuedofamosillo del corazón.

Si ya lo digo yo (con todo el respeto del mundo) que de la Cordillera para abajo mejor no saber nada... que los del norte están mejor.