26 diciembre 2008

MARTES Y DOCE

Pero, bueno, ¿es que alguien creía que no íbamos a valorar el especial de Nochebuena de Josema y Flo comparándolo con los especiales navideños de Martes y Trece? Qué remedio. Mi tía Clara tenía las manos ocupadas con los langostinos y las cazoletas de salpicón, pero yo entretenía mis dedos sujetando una libretina y un boli para ir puntuando todo lo que salía en pantalla.

Punto de partida: Martes y Trece. Comienza el programa. Diálogos simplones y una coreografía que ya hubiera sido rancia en 1986. Bajamos a Martes y Doce. Imitación de Tip y Coll excelente, clavando los personajes, haciendo guiños a sus números históricos y teniendo el respeto de hacer un humor algo menos brillante que el original. Lo mejor de todo el programa. Puntuación doble: subimos a Martes y Catorce. Segunda parte del sketch de las empanadillas de Móstoles, esta vez con croquetas desde ¿Aljete? Qué error, qué inmenso error. Sin gracia y enturbiando un recuerdo mítico. Bajamos a Martes y Trece. Imitación de Jaime Peñafiel y Jaime Peñafiel. Empate. Imitación de Zapatero y Rajoy. Floja en guión: Martes y Doce. Los brindis por la paz. Martes y Once. Papá Noel contra los Reyes Magos en "Mira quién baila". Empate. Fenómenos Para Anormales y comunicación psicofónica con Rasputín. Seguimos bajando a Martes y Diez. Pero también hay gags que permiten la remontada. La persecución de la prensa rosa contra Falete, perdón, Filete, nos hace volver a Martes y Once. Y aunque la imitación de Amaral no altera el marcador, la falsa entrevista con Bruce Lee, -otro de los grandes momentos de la noche-, logró que el marcador se cerrara con una digna puntuación de Martes y Doce.

Después mi tía Clara se empeñó en que toda la familia viera el especial en el que Raphael se imitaba a sí mismo. Había terminado mi trabajo, así que solté la libretina e ingerí rápidamente todo el azúcar y el alcohol que pude para alcanzar pronto un estado alterado de la consciencia.

5 comentarios:

pau dijo...

entre langostino y langostino también vi el especial, y me pareció un poco ridículo que tanto josema como flo se prestaran a hacer un especial de ese tipo que tanto iba a recordar a los demartes y 13...

no estuvo a la altura para nada...

Edmond dijo...

Dios, como echo de menos a Martes y Trece. Esos sí que eran buenos. En fin, es lo que hay, pero desde el divorcio de Josema y Millán, es como si estuviera un poco huérfano. Respecto a lo de Raphael, con alcohol a punta pala hasta se hace llevadero, aunque no lo hubiese dejado si no fuera por mi abuela, que la pobre es feliz viendo a esa especie de muñeco del Museo de Cera, que por cierto, hizo algunos gallos que me dieron hasta dentera...

Amarok dijo...

Este especial me resultó decepcionante. Me esperaba mucho más de los dos humoristas.

Por suerte yo no tuve que aguantar el programa de Rafael, xD.

Lilith dijo...

Yo habría bajado la puntuación no sólo cuantitativamente sino también cualitativamente, dejándolo en lunes y ocho más o menos. O incluso sábado de sobremesa.

El humor no me hace gracia. No creo que sea cosa de broma. El humor hay que tomárselo en serio.

Jose dijo...

alGete, bonito pueblo de la geografía española... ;-)