09 diciembre 2008

UNA DE DOS


¿"Depende" te parece "Bonito"?

Una de dos. O Buenafuente creó al Follonero y después lo lanzó al mundo para que montara un follón tras otro allá donde fuera, o Buenafuente sólo lo mantuvo embridado durante años dentro de su programa hasta que se le escapó. O Jordi Évole era un tipo con talento que en manos de Buenafuente fue moldeado hasta convertirse en el Follonero y ahora está atrapado en ese personaje, condenado a montar un follón tras otro para no decepcionar a su público, o Évole era un tío que no hacía más que fastidiar y Buenafuente fue el único capaz de contenerlo y mantenerlo encerrado en su programa hasta que un buen día se le escapó y corrió libre por la parrilla televisiva como si fuera Orzowei por el Serengueti.

El caso es que ahora el Follonero tiene su propio programa: “Salvados”. Y será un programa estupendo, de acuerdo, pero lo cierto es que apenas monta follones por mucho que se lo curre. Es un pobre balance para un Follonero curtido en mil batallas tener apenas un par de quejas menores por aquel “Salvados por la Iglesia” y por haber llevado a una pareja gay al Valle de los Caídos vestida con camisa azul. Con lo soliviantados que andábamos con las entrevistas a Roldán y a Julián Muñoz, y nadie dijo nada porque anunciara la siniestra continuación del temible “chorizo show” entrevistando al Dioni.

Una de dos. O Buenafuente nos enseñó a encajar las burlas, a aguantar las provocaciones del Follonero, a reírnos de las críticas y a encajar los comentarios de los que no piensan como nosotros, o Buenafuente es sólo un ciudadano más, uno como tantos que sabe verle la gracia a las provocaciones que no pretenden hacer sangre, un bufón en tierra de bufones que sabe reírse de las gracias del bufón de enfrente. O somos así y Buenafuente es sólo uno más, o somos discípulos suyos, barro moldeado por esas manos que están siempre a un tris de abrochar el botón de la chaqueta.

3 comentarios:

Edmond dijo...

Hombre, la entrevista con el Dioni tenía bastante de cachondeo, nada que ver con Julián Muñoz y Roldán. Lo malo es que el Follonero no es tan polémico como lo pintan. Es descarado y gracioso, pero solo enfadó a la iglesia, lo que no tiene mucho mérito, pues son bastante quisquillosos ellos que se pasan todo el día poniendo a parir cualquier cosa que huela a progresismo y se molestan cuando los llaman retrógrados. De la falange no hablo, llevan de malas pulgas desde 1975.

Lo que sí me hizo gracia es que por aquello de la iglesia, una empresa cervecera retiró el anuncio en el programa. No se sabe nada de ninguna empresa que lo hiciera con las entrevistas de Telecinco. Al final, prefieren a un ladrón y canalla que a un tipo descarado pero simpático (para algunos, claro).

gromland dijo...

¿Cómo pretender epatar mostrando la "ropa interior" de nuestros insignes prebostes, cuando la mayoría de la sociedad practica el exhibicionismo moral?

La anterior frase - cuyo significado ni yo mismo tengo claro - viene a decir que difícil lo tiene el estimado Evolé para competir en lo que a montar follones se refiere contra Telecinco y su campaña "Ponga a un ladrón en su mesa", Carlos Fabra (también conocido como el "Vito Corleone castellonés"), los vuelos de "Fly Guantánamo", el desempleo y el aumento de los precios en caída libre... hacia arriba, la traición de Soraya hacia Efrén,...

Hubo un tiempo en que gritar que el emperador estaba desnudo servía como acicate de conciencias. Hoy lo que se lleva es coger al emperador, soltarlo en medio del plató de "Dónde estás, Corazón" y enfrentarlo con la Cantudo.

Esther dijo...

Esto fue casi tan historico como la empanailla de mottole.... mu weno !!!