02 diciembre 2008

CALLEN, CALLEN

Chissss. No hagan ruido. Callen, callen, no me hablen. No me digan nada, que entonces no podré oír la tele. Es que la tengo puesta muy bajito. Casi no se oye, pero es que no quiero molestar a los vecinos. He leído en la prensa lo de los chavales éstos de Estados Unidos a los que el juez condenó a escuchar a todo volumen una hora de música diaria que no les gustase. ¿No lo han leído ustedes? Si, hombre, sí. Unos tíos de Colorado, creo, veinte años o así, que atronaban a todo el vecindario con canciones rap. Los denunciaron los vecinos. Y el juez sentenció que durante 60 minutacos cada día esos chavales tendrían que escuchar con un volumen altísimo a Barry Manilow. Barry Manilow, insisto. Barry Manilow, por si no lo habían leído bien. At the Copa-Copacabana, the hottest spot north of Habana. Con auriculares. Volumen: diez sobre diez. Atados a una camilla para evitar que los encausados se autolesionen, convulsionen, griten tanto suplicando clemencia que hagan acudir a la policía de los Estados limítrofes. Esto último lo he exagerado yo.

Pero me ha entrado el miedo. ¿Y si algún vecino me denuncia por poner la tele muy alta y algún juez sin escrúpulos me condena a escuchar a todo volumen una hora diaria de la televisión que más odio? Imagínense: llevado por mi pasión por "Bones" subo el volumen del aparato durante el capítulo de la boda entre Hodgins y Angela. De pronto suena el timbre de la puerta. Abro y antes de que se hubiera borrado de mi retina la imagen del líder de ZZ Top vestido de padrino me encuentro esposado, con mis derechos leídos, y arrojado a los pies de un juez que me condena a ver Telecinco a todo volumen durante una hora diaria. "Mujeres y hombres y viceversa", "Está pasando sábado", "Yo era Bea pero sigo siendo Bea aunque ya no soy Bea". Lo que caiga. Da miedo pensarlo, ¿verdad? Como para no tomar precauciones. No, no me contesten, que entonces no podré oír "Padre de familia". Limítense a asentir con la cabeza. No hagan ruido. Callen, callen.

8 comentarios:

Amarok dijo...

Es una condena muy original. Menos mal que yo no pongo el volumen de la música demasiado alto, porque si me condenasen por ello de similar forma, tendría que escuchar reggaeton y rap una hora al dia... ¡qué tortura!

PD: lamentable que Telecinco se haya salido con la suya. ¿A qué delincuente entrevistarán ahora?

Esther dijo...

Yo con dos minutos de Yordi Gonzalez entrevistando al muñó casi gomito, solo con el yordi, si me lo hacen ver una hora echo hasta la primera papilla...

TELEpatético dijo...

Jajajaja. Muy bueno. Lo mejor de todo es que aquí, aunque se ponga bajo el sonido no hay forma porque luego llegan los anuncios y se emiten a toda hostia. O te pones a ver una tertulia (si es que queda de eso en al tele) y se poner a pegar berridos. Vamos, que si viene aquí el juez ese hay condena fija. Así que nada, nada, a gritar que seguro que el vecino también está dando berridos y ni se entera.

gromland dijo...

Ah, ¿entonces el público de "El programa de AR" asiste al mismo por madanto judicial? Ya me parecía a mí, que no me cabía en la cabeza que fueran a un gallinero humano "motu proprio" (que podría decir "voluntariamente, que es lo mismo, pero así demuestro mis vastos conocimientos y quedo como un pedante asqueroso).

Edmond dijo...

Si me condenasen a oír "Mujeres y Hombres y viceversa" o "Está Pasando" a tope, denunciaría al juez ante el Tribunal Penal Internacional por tortura. Casi pediría que me mandasen a Guantánamo.

Elenía dijo...

¿Barrt Manilow? Es como la cámara de gas de la música actual. A mí también me gusta Bones pero en su última temporada (la canibal)me desenganché bastante.

Antonio sé bueno y baja la voz que últimamente hay muchos horteras y como me dijeron hoy a mí en clase por poner mala cara a la pregunta "¿no ves G.H?": "es que eres demasiado pija para mezclarte con la plebe."

Seamos pijos pues.

Señor Insustancial dijo...

Joder, con los jueces americanos...Barry Manilow..."why don´t you tell me a word?" es demasiado incluso para unos cabrones que ponen la música alta pero la justicia es ciega y, al parecer, cruel y sorda.

Vanessa Cornago Espuelas dijo...

¿¿Una hora diaria viendo T5?? buff.... ¿¿hay algien capaz de sobrevivir a tal atrocidad?? Dios, solo de pensarlo se me están revolviendo las tripas. Tragarme por ejemplo "Podría Estar Pasando" entero con "el tirantes" y "la otra" chusmeando...

Tengo que decir que yo hasta ayer creia que estos programas solo los veían marujas con rulos aburridas, pero sorprendentemente hay un porcentaje de jóvenes que ven estos marujo-programas mucho más alto del que imaginaba.
Estando en clase esperando a que llegara el profesor de Derecho, una compañera pregunta: ¿quién se apunta conmigo a ver GH esta noche y que le den al examen de mañana? Inconscientemente solté una mueca mientras pensaba: "hija, si crees que hay alguien aquí que se trague esas cosas..." A los 5 minutos, ya eran 20 chicas las que habían quedao para reunirse y ver juntas GH. No sabía que estos programas tambíen calaban entre la juventud de forma tan arroyante...