01 octubre 2011

ESPOSA BUSCA GRANJERO

Esposa busca granjero. Lo busca desesperadamente. Esposa hará lo que sea por conseguir granjero. Esposa necesita granjero más que el comer. Esposa quiere zumbarse a granjero como sea. Esposa le dirá a granjero lo que granjero quiera oír para que granjero la elija. Esposa se humillará y hará espantosos ridículos para impresionar a granjero. Cualquiera que haya asistido al arranque de la nueva temporada de “Granjero busca esposa” se habrá dado cuenta de que el título está mal puesto: a los granjeros la consecución de una esposa les motiva medianamente, bueno, va, ya que están ahí aprovecharán para mirarles la dentadura, zurrarles los cuartos traseros para ver qué tal caminan, interesarse por sus partos previos para valorar el posible rendimiento futuro de la hembra. Pero a las que verdaderamente les va la vida en el reality es a las esposas, formando nerviosas grupitos de diez por cada hombre a sabiendas de que el granjero ha venido a esta feria del ganado a llevarse un sólo animal. ¿”Granjero busca esposa”? No, “Esposa busca granjero”.

Pertenezco a la generación que iba a erradicar el machismo definitivamente sobre la faz de la Tierra. Estábamos todos de acuerdo. No había duda. Tras milenios de desigualdad había llegado el momento. Igualdad absoluta: en la toma de todo tipo de decisiones, en los roles familiares y sexuales, en el trabajo dentro y fuera de la casa, en los intereses, en la gestión de la fuerza y la belleza, en el respeto, la ternura, la responsabilidad y el deber, en el amor a nuestros hijos. ¿Cómo pudimos ser tan gilipollas?. Han pasado décadas, las generaciones jóvenes asumen los roles sexistas clásicos con mayor convicción que sus abuelos, y Cuatro estrena la cuarta, -¡cuarta!-, temporada de un concurso en el que cincuenta mujeres en modo babosa se arrastran y sacan la lengua jadeando a los pies de cinco hombres para arreglarse la vida pasando a formar parte de sus animales de granja. “Perdone, sólo una pregunta más”, diría el teniente Colombo en esta situación, “¿cuántos granjeros encontraron esposa en las anteriores ediciones de 'Granjero busca esposa' y cuánto han durado esos matrimonios?".