29 abril 2012

MALAS COMPAÑÍAS


Andreu Buenafuente cuando presentó su nuevo programa en Antena 3. Tiene razón. Tras tantos años quejándonos de su horario antiproletario, ahora tenemos la ocasión de verlo a una hora decente… si es que nos deja la competencia. Y, que no te parezca mal, Andreu, pero es que El Follonero empieza a resultarte más peligroso ahora, que anda por ahí suelto, que antes, cuando lo tenías dando caña dentro de tus programas.

Noche del domingo. A las nueve y media, en laSexta “Salvados” dando caña a todo lo que se menea. A las diez, “Buenas noches y Buenafuente” en Antena 3 nos dice que si nos gusta, lo miremos. El día del estreno costó dejar de ver el programa que Jordi Évole dedicó a la policía antidisturbios. Pero Buenafuente nos gusta mucho. Hubo que poner el chisme a grabar laSexta y pasar a ver Antena 3 en directo para no perder detalle del estreno. Pero eso fue el primer día. El domingo pasado Évole habló de las cuentas de la Iglesia en “Que Dios te lo pague”, y estaba resultando tan demoledor que me sorprendí poniendo el chisme a grabar Antena 3 para seguir viendo “Salvados” hasta que terminara.

¿Qué habrá que hacer hoy por la noche? El inicio de “Buenas noches y Buenafuente”, la semana pasada con una parodia de “Casablanca”, sigue siendo una golosina. Y el monólogo otra. Pero hay que cuidar las compañías. Buenafuente perdió la del Follonero y, en cambio, el domingo pasado tuvo al insoportable Mario Vaquerizo por partida doble (ay, que el programa sigue inclinándose hacia “El hormiguero”), y, para rematar, a Ana Obregón en una bañera de espuma. ¡Años esquivando a la Obregón para no verla meterse en una ducha con Ramón García en “Qué apostamos”… para acabar viéndola con Buenafuente, Berto y Corbacho en una bañera! Andreu, por Dios, cuida esas compañías que hoy Évole va a hablar de las cuentas de los partidos políticos y la cosa promete.