21 abril 2012

LO SIENTO MUCHO, VERÉ LA 2


Además de pedir perdón, el rey debería ver más La 2. No sabe que llevamos lustros durmiendo la siesta a la sombra de los “Grandes documentales” de La 2 sobre fauna africana. Ni que, en los salones de casa, el Serengueti o el Ngorongoro miran de tú a tú las fotos de primera comunión de los niños. Ni que hay documentales en los que los animales tienen nombre propio: no son simples ejemplares de una especie exótica sobre los que disparar, sino individuos a los que nos enseñan a proteger como ejemplares de especies y ecosistemas que debemos preservar.

El rey también debería ver en TVE la retransmisión de la entrega de los premios Príncipe de Asturias. En 2003 Jane Goodall fue premiada “por llevar a todas las capas sociales, especialmente a la juventud de todo el mundo, el resultado de sus trabajos, así como por conciliar el desarrollo humano con la protección de la vida salvaje en África”. Los documentales de La 2 mostraron que Goodall no estudiaba “chimpancés”, sino a Flo, la madre de Figan, Frodo, Faben, Freud, Fifí y Flint, a los que vimos nacer, crecer o incluso morir. Igual que vimos a Dian Fossey vivir y morir con gorilas como Digit, descuartizado por cazadores furtivos que querían sus manos y cabeza como souvenir. ¿Es peor matar búfalos o elefantes? La 2 no emitió reportajes sobre búfalos con nombre propio, pero sí sobre matriarcas que guían familias de elefantes tan reales como nuestra familia real guiada por un patriarca blanco que mata elefantes y búfalos.

Cuando los informativos muestran a los niños ganadores del concurso “¿Qué es un rey para ti?”, hay de todo: el rey es don Quijote, Supermán, médico que cura España, futbolista de la selección, rey mago que busca la felicidad de los españoles los 365 días del año o incluso ganador de “Pasapalabra”. A ver cómo se las apañan el año que viene.