15 abril 2012

LOS BROCHES DEL VESTIDO DE YOCASTA


A sabiendas de que “Salvados” y “Buenas noches y Buenafuente” están realizados por la misma productora, a sabiendas de que desde hace unos meses no es del todo exacto decir que Antena 3 y LaSexta son cadenas diferentes, ¿lo que va a ocurrir esta noche, -cuando coincidan en prime time un programazo del Follonero y el estrenazo del nuevo programa del Andréu-, puede considerarse en verdad una competición, o no es más que una colaboración a dos bandas? ¿En verdad les va a importar ganarse el uno al otro en audiencias, o sumarán las de ambos y mirarán si ganaron a “La película de la semana” en La 1 o a “El bodrio de la semana” en Telecinco?

Obviamente, lo segundo. Y es una pena, porque si prescindiéramos de los aspectos empresariales el choque entre Évole y Buenfuente podría alcanzar resonancias épicas, mitológicas: el chico que comenzó interrumpiendo desde las gradas el programa del maestro se bate con él ahora que ha alcanzado una madurez extraordinaria como presentador y su mentor puede estar comenzando su decadencia. “A star is born”. Darth Vader peleando contra su hijo Luke Skywalker. Paul Newman y Tom Cruise cara a cara en “El color del dinero”. El viejo Calvero contemplando en su agonía desde bambalinas el éxito de la joven Terry en “Candilejas”. El doctor Frankenstein luchando contra su propia criatura. El doctor vienés Sigmund Freud defendió que todo camino hacia la edad adulta pasa por un asesinato simbólico del padre, y esta noche Jordi Évole podría asesinar a Andréu Buenafuente aunque después tenga que sacarse los ojos con los broches del vestido de Yocasta.

Pero nada de eso va a ocurrir, ya que intentar prescindir de los aspectos empresariales en la televisión es como intentar prescindir de la ley de la gravedad en la aeronáutica. El Terrat, excelente fábrica de programas, duplica hoy su oferta y abre sede en dos cadenas a la vez. De madrugada, cuando todo haya terminado, se juntarán los dos genios y charlarán muertos de risa sobre el resultado del encuentro. Pero se referirán al próximo Barça-Madrid.