17 julio 2013

ABILISMO EN "ESPAÑA DIRECTO"


En la vuelta de “España directo” a las tardes de La 1 se echó de menos un reportaje sobre la vuelta de “España directo” a las tardes de La 1. Ya que cuando se dejó de emitir este programa no hubo un reportaje sobre su despedida, ya que faltó una conexión en la que un reportero, entre la receta del día y la información meteorológica, explicara con una sonrisa, un micrófono en una mano y gesticulando exageradamente con la otra, por qué se abandonaba un formato que funcionaba bien para acabar sustituyéndolo por una birria de “+Gente” en el que Anne Igartiburu se hacía aun más insufrible gracias a colaboradores como Carmen Lomana, “España directo” debería haber vuelto explicando qué pasa aquí.

En cambio, lo que ofrecieron fue una versión un poco tontorrona de lo que había sido “España directo” en su primera temporada: con la receta del día se quiso exprimir otro poco más “Masterchef”, con la información meteorológica plantaron al hombre del tiempo en la azotea de edificio para que, según dijo, “viviera en directo sus propios pronósticos” (algo imposible: el pronóstico solo se puede vivir en el futuro, en directo lo que se vive es, como mucho, el diagnóstico), y los reportajes a pie de calle se suplantaron por un viaje en avioneta sin ton ni son concebido solo para demostrar que tienen una mochila nueva muy chula con un chisme 3G que aumenta tanto la autonomía de los reporteros que pueden hacer estúpidos viajes en avioneta en los que solo hablan y hablan de la dichosa mochila con una pertinacia que la sociedad solo permite a unos padres primerizos hablando de su hijo.

Por lo demás, el despegue de la avioneta con la mochila y el aterrizaje de la mochila en la avioneta hubieran ganado el premio a la tontería del día si no fuera porque sacaron a un estilista, o algo así, cometiendo un error gramatical tras otro y chascando la lengua como si no hubiera un mañana alarmado ante lo supermal que iban nosequiénes a la boda de nosequién. Así es el estilismo: tan impactante como el abilismo.