29 agosto 2013

INTERLOBOTOMÍA


Aquí defendemos que el verano no tiene por qué estropear la programación televisiva. Como todas las cadenas empeoran su programación indefectiblemente verano tras verano, nuestra afirmación no es más que un brindis al sol (el sol, el verano… ¿lo pillan?). Pero al fin tenemos un ejemplo para llevarnos a las pupilas que demuestra que la tele no es, como la mayonesa, incompatible con el calor. Intereconomía (la cadena conocida popularmente como ‘Interlobotomía’ por la capacidad que tienen sus mensajes de lobotomizar tanto a quien los emite como a quien los recibe) ha experimentado una sorprendente mejoría en plena canícula. Juzguen ustedes.

Que si es buena la faja Reduform primero, que si es estupendo el cojín Comodín después; que si son maravillosas las gafas de sol Trucolor por aquí, que si es sorprendente la manguera Pocket por allá; que si es eficacísimo el audífono Microear por un lado, que si es cojonuda la crema Total Face por otro. Y así a todas horas durante este verano. Daba igual a qué hora a qué hora echaras un ojo a su programación: durante el mes de agosto, la cadena del toro cojo que toma mal una curva se prodigó en mensajes tan diversos y variados como los anteriores que indican que ahora apuesta por la pluralidad ideológica y la amplitud y variedad de puntos de vista.

Qué lejos quedan aquellos tiempos en que Interlobotomía (la cadena conocida popularmente como ‘Intermonomanía’ por la capacidad de sus mensajes de tratar siempre idénticos temas defendiendo siempre idénticas tesis con siempre idénticos argumentos) expulsaba a los valientes que la sintonizaban a base de aburrirlos repitiendo siempre lo mismo. Ahora, gracias a la mejoría experimentada este verano, los telespectadores podemos disfrutar de su actual amplitud de miras e irnos a otra cadena por diferentes motivos, ya sean la brasa de las gomas para incrustar en las narices Best Breathe, la paliza de la funda para empotrar en los dientes Snore Solution o la pesadez del potro de tortura para los abdominales AB Rocket Twister. Pues qué bien.