25 febrero 2015

DE GUINDOS EN SALAMINA

La película “300: el origen de un imperio” (Canal+) es a la vez una precuela, una secuela y una paralelacuela (me lo acabo de inventar) de “300”, pero no cuela ni como análisis de la batalla de Maratón (precuela), ni como narración de la batalla de Salamina (secuela) ni como relato de los acontecimientos que ocurrieron justo antes de la batalla de las Termópilas (paralelacuela). “300: el origen de un imperio” es tan increíblemente mala que un chimpancé golpeando al azar las teclas de un ordenador habría escrito un guion menos bochornoso, y ni siquiera Richard Nixon habría sido capaz de encajar tantas mentiras históricas en 102 miserables minutos. Pero lo peor no es el ridículo guion (¡Jerjes emergiendo del agua como rey-dios!), las barbaridades históricas (Temístocles mata a Darío I en la batalla de Maratón), el histérico caos narrativo, las absurdas y larguísimas peleas, un protagonista muy lejos de Gerard Butler y una Artemisia (Eva Green) que es a la Artemisia histórica lo que el surimi a la alta cocina. Lo peor es que, con todo, el sexo entre Temístocles y Artemisia le da cien mil vueltas a las chorradas de “50 sombras de Grey” y la frase con la que Artemisia despacha al general griego pasará a la historia del cine: “Luchas mejor que follas”.

Si, como decía Godard, la película “Todo va bien” no es más que “Love Story” con lucha de clases, puede que “300: el origen de un imperio” sólo sea un “Love Story” con lucha de civilizaciones. Temístocles contra Jerjes. Griegos contra persas. Temístocles contra Artemisia (aunque Artemisia era griega, no persa).  Sexo y guerra. Cuando Artemisia dice que Temístocles “lucha mejor que folla”, ¿está elogiando al líder del ejército enemigo, o quiere insultar al hombre griego? ¿Qué prefiere Temístocles, ser celebrado como guerrero o menospreciado como amante? Desde este punto de vista, “300: el origen de un imperio” gana mucho como película erótico-política y como alternativa ambientada en el mundo clásico a las dichosas sombras de Grey. Sólo faltaría que Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad y, para vergüenza de los españoles, azote del gobierno griego, interpretara a Jerjes. ¿Quién no iría al cine a ver a De Guindos recibiendo su merecido en la batalla de Salamina?

1 comentario:

Boca de Ferro dijo...

«La película “300: el origen de un imperio” (Canal+) es a la vez una precuela, una secuela y una paralelacuela»
No existirá, ¡pero cuela!