27 febrero 2015

EL INSPECTOR DE TRABAJO INFILTRADO


El fin de “El jefe infiltrado” (laSexta) debería ser el comienzo de “El inspector de trabajo infiltrado” (laSexta también, propongo). El formato de “El jefe infiltrado” es muy ingenioso: un alto cargo de alguna empresa se disfraza y finge ser un empleadillo raso que se mezcla con los demás trabajadores para descubrir qué tal funciona el personal en su trabajo cotidiano. Al término del juego, el jefe desvela su verdadera identidad, premia con ascensos o incentivos a aquéllos que en su opinión se lo merecen y castiga incluso con el despido a los otros empleados que no se comportan como el jefe cree que deberían hacer. El espacio terminó el pasado miércoles, pero ha sido muy divertido esto de convertir la vida laboral de los trabajadores en un reality show a sus espaldas, y filmar cómo son ascendidos, descendidos o expulsados con las dudosas artes de una política empresarial que incluye bigotes postizos, tintes para el pelo y cámaras ocultas.

Es por lo que propongo, insisto, que la cadena de Atresmedia nos ofrezca cuando antes “El inspector de trabajo infiltrado”. Lo que nos íbamos a reír. Un inspector de Trabajo y Seguridad Social se disfraza y finge ser un buscador de empleo en alguna empresa. Si le contratan se dedica a observar cómo es el trato del jefe hacia los empleados, si el horario de trabajo se cumple estrictamente o no, si se abonan correctamente las horas extras, si existe acoso sexual, si se hacen las inversiones en seguridad laboral que la ley exige, et muchos céteras. Al término del juego, el falso trabajador pide hablar con el jefe, le desvela su verdadera identidad y le felicita si la empresa ha superado correctamente la inspección de trabajo oculta o le mete una multa de agárrate y no te menees en caso de que haya observado irregularidades.

Primeros planos de la cara de los jefes al descubrir el engaño. Entrevistas después de que hayan sido multados. Lo mismo que se hacía hasta ahora con los trabajadores, pero con los altos cargos. Quedamos a la espera de que laSexta anuncie el estreno del nuevo formato. Quedamos a la espera sentados, eso sí.

12 comentarios:

Alberto Secades dijo...

¿Ésa no es, más o menos, la trama de "Brubaker", la estupenda película protagonizada por Robert Redford?

Anónimo dijo...

Excelente artículo. No podía estar más de acuerdo.

Anónimo dijo...

Lo mejor de todo es que en el Inspector infiltrado no haría falta ni siquiera que entrase a trabajar, en cuanto descubriese el contrato en fraude de ley, con clausulas abusivas, el tipo de obra o servicio sin especificar, la cesión ilegal de trabajadores a otra empresa y demás perrerías que están acostumbrados a hacer y que tienes que tragar si quieres trabajar.

Parece que estos programas están hechos para que demos gracias por tener a un tirano dándonos latigazos y un sueldo de miseria por trabajar 15 horas al día.

VipTechnoligy dijo...

Hay q buscar inspectores q no estén untados, Así q creo q es casi imposible hacer un show así.

Nilo dijo...

En realidad, bastaría con cambiar la premisa de Pesadilla en la cocina de "ayúdame a salvar el tugurio que dirijo" a "ayúdame a quemar el tugurio en el que trabajo"

Anónimo dijo...

Con la de multas que pondrían por malas prácticas laborales se solucionaria la crisis a costa de las trampas de las empresas.

Anónimo dijo...

Eso seria la aniquilación de la mayoría de las empresas egpañolas

Muy bueno dijo...

Impresionante idea. Tan buena que no la harán y eso que tendrían para hacer más temporadas que Saber y ganar.

Anónimo dijo...

Si empresas como Magasegur después de inspecciones de trabajo y multas de mas de 500000 euros siguen funcionando mas cerca de las mafias que de las empresas serias (horas extras en negro pagadas por debajo de su propio convenio y tres meses después de trabajadas, dejar siempre dinero a deber a sus trabajadores, firmar los convenios con falsos sindicalistas que ni siquiera pertenecen al sindicato, se puede seguir...) me da que miedo ninguno a los inspectores de trabajo, que conste que a la administración public a le da bastante igual por que con todo eso siguen dándoles contratos, vamos mientras sean baratos que hagan lo que quieran.

Anónimo dijo...

De acuerdísimo en todo ,yo doy mi voto paraque se haga ese programa y se vea kien se merece sobresueldos y pluses y productividades si los altos cargos k van y firman sin controlar ningún tipo de trabajo ni siquiera intentar ver y solucionar los problemas de las empresas públicas como el SAS(SERVICIO ANDALUZ DE SALUD) donde unos se matan a trabajar y los enchufados y directores dezonas básicas y hospitales solo se quitan horas de trabajo en lugar de ver y solucionar los problemas que hay en cada puesto de trabajo debido a que unos no hacen nada y otros lo hacen casi todo para al final cobrar mas roductividad los que menos hacen y menos se la merecen.YO TRABAJO EN EL SAS YJURO POR DIOS QUE ES UNA VERDAD COMO UN TEMPLO!!!

Anónimo dijo...

El problema es q desde pequeños nos enseñan a estudiar para tener un "buen" empleo y NO nos enseñan a trabajar para nosotros mismo. Mucha gente muere a los 20 y la entierran a los 70, por que ya no tiene sueños.
Os recomiendo un libro = donde tus sueños te lleven. De Javier Iriondo.
Y deja de esperar a que te contraten por una mierd...

Anónimo dijo...

La cultura del escaqueo empieza por los que mandan y sigue por los miserables que les ríen las gracias y consiguen el status de no pegar palo al agua sin importarles que todo el peso recae sobre los compañeros que tienen dignidad y, encima son los que dan lecciones de honestidad y dedicación...tomando cafés y haciendo cigarritos todo el día.