17 febrero 2015

LOS DIOSES EN LOS QUE CREO

Si el Dios de las Televisiones se me apareciera un día saliendo de mi pantalla envuelto en una nube de luz y me concediera el deseo de poder estar presente en un momento determinado de la historia de la televisión, yo, que soy de natural sencillo y poco puñetero, le suplicaría que me transportara a este domingo pasado, a la ciudad de Nueva York (Estados Unidos de América), a la altura de la calle 49 entre la Quinta y la Sexta Avenida, para poder acudir al estudio 8H de la NBC, en el 30 Rockefeller Plaza y asistir al increíble megaprogramazo de celebración de los cuarenta años de “Saturday Night Live”. Me sentaría en la primera fila del público y me sentiría parte del mejor show televisivo de la historia, aquél de donde han salido la mayor parte de los mejores humoristas norteamericanos de las últimas décadas - John Goodman ha aparecido trece veces-, el único en donde han tocado en directo todas las mejores bandas y solistas del siglo XX y XXI -Paul Simon ha aparecido cinco veces-, ése que, con sus altibajos, ha terminado por dejar de ser un simple programa de televisión para convertirse en un símbolo de Nueva York a la altura de los Yankees, los Knicks, Woody Allen, Jerry Seinfeld, los pretzels, Central Park o el Madison Square Garden. Recorrería con la mirada cada rincón del plató, más mitómano que nunca, buscando restos de Amy Pohler y Tina Fey, de Jimmy Fallon y Will Ferrer, me movería inquieto en la silla recordando que cuarenta años antes, en ese mismo escenario, empezó un programa de humor y música -“¡en directo desde Nueva York!”-, que contaba en su reparto con John Belushi, Chevy Chase y Bill Murray.

Pero como el Dios de las Televisiones no se me va a aparecer ningún día saliendo de mi pantalla envuelto en una nube de luz, no me va a quedar más remedio que recurrir a Canal+, que para este tipo de milagros tiene una eficacia cercana a la de la divinidad. El sábado 28 a las 16:40 el canal de pago emitirá este superespecial y hará el prodigio de convertir cualquier edificio de España en el 30 Rockefeller Plaza de Nueva York. Será el momento de disfrutar de los únicos dioses en los que creo.

1 comentario:

Jorge Rueda De la Rosa dijo...

Son geniales cada programa! Vaya cantera de humoristas! Muy buenos contenidos, me encanta vuestro blog como Guia.