18 febrero 2015

MI GRAN HÉROE GRIEGO

De momento, somos libres de elegir a nuestros héroes televisivos. Mi héroe televisivo es Yanis Varoufakis, el nuevo ministro de Finanzas griego. Me gustan las camisas por fuera del pantalón de Varoufakis, me gustan sus abrigos, me gusta su calva, me gusta su sonrisa, me gusta su forma de saludar, me gusta su lenguaje corporal cuando tiene que enfrentarse a los bárbaros del norte y me gusta el nuevo estilo con el que Varoufakis y Tsipras, el primer ministro griego, crean inquietud en las moquetas del poder y en los telediarios del mundo. Las moquetas y los telediarios ya no son lo mismo desde que estos dos políticos griegos, por esas cosas de la democracia, tienen derecho a pisar moqueta y ocupar parte del tiempo que los telediarios hasta ahora empleaban en convencernos de que todo va bien en el reino de la austeridad. Las moquetas quieren presentarnos a Tsipras y Varoufakis como dos intrusos que no saben dónde se han metido, y los telediarios se fijan más en las camisas sin corbata de los políticos y en su falta de experiencia. Ja.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo ante los diputados del Grupo Popular Europeo que Alexis Tsipras no sabe de lo que habla, y que es como un estudiante de medicina de primer año que ya quiere operar a corazón abierto. Supongo que Juncker preferiría discutir con expertos de la asquerosidad moral de Dominique Strauss-Kahn o Rodrigo Rato, gente listísima y preparadísima que ningún ciudadano decente querría tener sentada a su mesa en la cena de Nochebuena. En todo caso, es curioso que Juncker se atreva a decir esa majadería cuando la mismísima Angela Merkel puso a un ama de casa de Suabia como ejemplo para las economías estatales, puesto que nos diría que no se puede vivir por encima de nuestras posibilidades. ¿Por qué Angela Merkel no nombra a un ama de casa de Suabia ministra de Finanzas? ¿La sabiduría de un ama de casa alemana es más de fiar que la sabiduría de dos políticos griegos sin corbata? Me gustaría ver a un ama de casa de Suabia en los telediarios dando la mano a Juncker, pero de momento mi héroe es Varoufakis, ese tipo que obliga a Schäuble, ministro de Finanzas alemán, a esbozar una especie de sonrisa en el telediario mientras saluda a quien definió la política económica alemana como “mercantilismo provinciano”. Ni un ama de casa de Suabia lo habría dicho mejor.

2 comentarios:

Jorge Rueda De la Rosa dijo...

Lo subrayo totalmente, ademas ese airte entre Burce Willis y Capitán Spock.. xD No, ya en serio, espero que se llegue a buen puerto. Muy buenos contenidos me encanta vuestro blog como Guia.

marcela dijo...

Estoy de acuerdo con todo, y tiene un estilo inconmensurable. Veremos como desfila por las moquetas Pablo Iglesias, que no da esa impresión de seguridad y lenguaje corporal.
No es cuestión solo de bienes, sino de mas cosas.