15 febrero 2015

¡PAREN LAS ROTATIVAS!


¡Noticia noticiosa con sorpresa sorprendente! ¡Kiko eldegranhermano ha hecho algo! No es que, como hasta ahora, haya dicho, murmurado, preguntado, contestado o gritado algo; no: ¡es que ha hecho algo! Sé que es difícil de creer, pero deben confiar en mí: ¡ha hecho algo, ay, qué nervios, con las manos! ¡Con sus propias manos suyas de él mismo! ¡En su jornada laboral! Resulta increíble porque no lo ha hecho con las manos de otros como podía esperarse de este personaje y del tipo de trabajo con el que se gana la vidorra, pero anteayer por la noche movió una silla en “Sálvame deluxe”. En directo. Sin trampa ni cartón. Al principio la silla ocupaba un lugar en el universo a un lado del plató, y tras su acción pasó a ocupar otro lugar en el universo a otro lado del plató.

Es cierto que la silla en cuestión no era especialmente pesada, y que antes de este esfuerzo físico Kiko Eldegranhermano estaba cómodamente sentado en ella y tras esos pocos segundos de leve esfuerzo físico volvió a sentarse nuevamente, pero, sin duda, se trata de un precedente que puede suponer un cambio en la televisión de este país. El hito se produjo cuando el famoso colaborador de Telecinco estaba sentado en la ahora famosa silla junto a otros famosos colaboradores de Telecinco que también estaban sentados en sus respectivas sillas (no tan famosas pero que pronto lo serán según se vaya descubriendo la relación que mantienen con la silla famosa del principio) mientras hablaban acerca de lo que hablaban otros famosos colaboradores de Telecinco que se sientan en sofás en vez de en sillas porque Telecinco manda que sea así para que la gente no se líe y distinga “Sálvame deluxe” (donde los colaboradores se sientan en sillas) y “Gran hermano VIP” (donde los colaboradores se sientan en sofás).

El caso es que Kiko quiso escenificar su posicionamiento en el asunto sobre el que hablaban de lo que otros hablaban, cuando se levantó y desplazó su silla de un sitio para otro. ¡De un sitio para otro! ¡Con sus propias manos suyas de él mismo mismamente! ¡Qué tío! ¡Paren las rotativas!