09 julio 2015

"CONDUCTORES AL RESTAURANTE"



Una forma estupenda de lanzar un concurso de televisión es estrenarlo grabando en la asturiana localidad de Ribadesella, mostrando a los participantes y el jurado frente a la hermosa costa del Cantábrico primero y frente a la iglesia después (si no lo cuento, reviento: al lado está un busto en recuerdo al gran Eugenio Campandegui, de quien se cuenta que cuando llegó de cura a Ribadesella entró en un bar y le preguntaron qué le ponían al señor. “Al Señor dos velas, y a mí un vasu de vino”, contestó).

Una forma horrorosa de lanzar un concurso de televisión es dedicarlo, otra vez, a la cocina, a cocinar, a los cocineros, a las cocinetas y a los cocinillas. Una forma estupenda de lograr que la forma horrorosa sea aún peor es hacerlo al rebufo del fin de la última edición de “MasterChef”, llamarlo “Cocineros al volante” y aprovechar la misma noche para estrenar justo después “El chef del mar”. ¡Más programas de cocina! La tontería está ahora en que mientras “El chef del mar” cocina en un barco, los guisanderos de “Cocineros al volante” van de acá para allá en uno de esos puestos de cocina ambulante que a todos algún día nos salvó la vida.

Porque una cosa es que a todos nos guste la buena comida y otra cosa es que no estemos tan hartos de programas de cocina que hayamos dejado de decir “Todos los días gallina, amarga la cocina” para pasar a decir “Todos los días cocina, amarga la cocina”. La proliferación de programas sobre fogones en TVE es tal que empieza a parecer que la telecocina es a la tele pública lo que la telerrealidad es a Telecinco: una epidemia, una saturación, un empacho. ¿Falta mucho para que un lumbreras nos coloque en horario de máxima audiencia “Cinco semanas cocinando en globo” para que podamos completar la colección de cocina por tierra, mar y aire? ¿Aceptaríamos una TVE tan obsesionada con la conducción que tras el fin del concurso “MasterConductor” estrenara “El conductor del mar” precedido de “Conductores al restaurante”?

1 comentario:

Victor Guallar dijo...

¡Por favor, no des ideas!. Cocinando en globo. Repito , no des ideas.
Un Saludo.