26 julio 2015

SÉ FUERTE



Jesús Calleja. Lo entiendo. Sé fuerte. Hoy te veré. Un abrazo.

Jesús, entiendo que te va bien con “Planeta Calleja” en Cuatro, entiendo que quieras hacer otra temporada con el mismo planteamiento, entiendo que recurrir a la presencia de un invitado famoso en cada entrega facilita el trabajo porque anima el guión, dinamiza el contenido cambiando algo para que todo siga igual y atrae audiencia facilona. Pero deja de hacerlo, por favor. Sé fuerte y renuncia al invitado famoso. Hace “Planeta Calleja” insoportable. Si el programa es bueno, el invitado famoso sobra. Si el programa es malo, lo que sobra es el programa. Cansa ver cuántos famosos quieren promocionarse haciéndose los valientes ante las cámaras, venciendo sus miedos ante las cámaras, superándose a sí mismos ante las cámaras. Siempre la misma pamplina de manual de autoayuda para hacerse los guays. Coño, que acepten el reto de ir a potabilizar agua a la India durante el monzón, el desafío de leer la “Fenomenología del espíritu” de Hegel en una biblioteca pública, el compromiso de aprender chino por correspondencia; lo que sea, pero sin que los demás tengamos que verlos en la tele con la boca abierta de admiración.

Jesús, sé fuerte y líbranos de los famosos. A cambio, hoy por la noche veré en Cuatro “Volando voy”, el programa que has hecho para este verano en el que te mezclas más con la gente de los lugares que visitas y no llevas el lastre de un famoso colgado al cuello. El estreno del domingo pasado dedicado al Caminito del Rey en Málaga fue estupendo aunque en el pueblo tuvieras la desgracia de tropezarte con Fran Perea. Si hoy no das con ningún famoso, “Volando voy” será aún mejor. Va en serio. Es una desgracia fue que Pedro Sánchez aceptara salir en su día en “Planeta Calleja” y que ahora estés grabando con Albert Rivera, así que deberías agradecer que Pablo Iglesias no haya aceptado tu invitación ni respondiera a esa provocación tontorrona que le hiciste preguntándole si es que tenía miedo.

Pablo. Por Dios. No piques. Sé fuerte.