12 octubre 2015

LA VACA Y LA METAFÍSICA


Hola, Aristóteles. Tengo un problema para ti. En la “Política”, dices que los animales existen en beneficio del hombre; los domésticos para su utilización y servir de alimento, y los salvajes –si no todos, al menos la mayor parte de ellos- con vistas a la alimentación y a otras ayudas, para ofrecer tanto vestidos como otros utensilios. Por consiguiente, si la naturaleza no hace nada imperfecto ni en vano, es necesario que todos esos seres existan naturalmente para utilidad del hombre. Vale. Se podría discutir, pero el problema que te quiero plantear es otro. Supongo que no has visto la serie “Humans” (AMC). No, claro. En “Humans” los androides domésticos o “sintéticos” realizan las tareas cotidianas básicas como lavar, planchar, cocinar, hacer recados o leer cuentos a los niños. Según sus creadores, estos sintéticos no tienen pensamiento, emociones o conciencia, y el “bloqueo Asimov” (en referencia a las leyes de la robótica postuladas por Isaac Asimov) les impide causar ningún tipo de daño a un ser humano. Es decir, los sintéticos son inofensivos, guapos, eficientes y, a todos los efectos, no humanos. ¿Son los sintéticos, entonces, animales no humanos que existen artificialmente para utilidad del hombre?

Te lo pregunto porque Anita, la sintética protagonista de la serie, habla de filosofía con Laura, su dueña, mientras preparan una lasaña. Te lo pregunto porque Anita sale a contemplar el cielo y, cuando Laura se enfada con ella, se limita a decir que la Luna está preciosa esa noche. Te lo pregunto porque no sé si comer una vaca es lo mismo que reciclar un sintético cuando deja de funcionar correctamente. Te lo pregunto porque, a pesar de que tu colega Voltaire exclamaba: “No más metafísica, ¡queremos física!”, me parece que “Humans” plantea problemas más metafísicos que físicos. Te lo pregunto porque no sé si tú harías alguna distinción entre un esclavo doméstico y un sintético doméstico. En fin, te hago estas preguntas porque el día que un androide doméstico mezcle la filosofía con la lasaña y se admire ante la belleza de la Luna, ese día, tendremos que irnos al rincón de pensar y necesitaremos la ayuda del tipo que escribió la “Política”. Te adelanto, eso sí, que “Humans” me tiene tan descolocado que incluso la vaca se está convirtiendo en una cuestión metafísica.