11 diciembre 2015

"MARCELO"

La credulidad de la gente no tiene límites. Lo acabamos de ver ayer cuando se volvió viral la campaña de promoción de una nueva serie cómica de laSexta llamada “Marcelo”. “Marcelo” es una sitcom surrealista sobre un ministro de Interior de un país bananero al que un día, en medio de una campaña electoral y tras un mal viaje de tripi, se le aparece un ángel de la guarda igual de torpe y memo que él y comienza a inmiscuirse en todas las situaciones de la vida cotidiana. Santiago Segura es el actor encargado de interpretar al ministro, mientras que Jorge Sanz será el ángel Marcelo, en la línea del inolvidable personaje que tan brillantemente construyó hace unos años en “El inquilino”. Tan eficaz ha sido la campaña publicitaria de la serie y tan desnortada y desorientada se encuentra la opinión pública nacional que muchos han creído que se trataba de una noticia real, llegándose al extremo de que algunos periódicos importantes la dieron ayer por cierta y publicaron que nuestro ministro de Interior cree que tiene un ángel de la guarda al que llama “Marcelo”.

Pero, señores y señoras, tengamos un poco de sensatez y dejemos de creer historias demasiado ridículas para ser ciertas. ¿Acaso no sabemos que España no es un país gobernado por radicales religiosos que dejan que creencias sobre dioses o ángeles se inmiscuyan en cuestiones políticas? ¿Qué va a ser lo siguiente, pensar que Han Solo y la princesa Leia se presentan a las elecciones por UPyD? Disfrutemos de “Marcelo” cuando se estrene y dejemos de pensar que tenemos un ministro de Interior que está mentalmente incapacitado para ejercer su cargo. ¿Qué clase de país impresentable seríamos si las importantísimas decisiones sobre seguridad pública que ha de tomar el Gobierno estuvieran en manos de un ministro lo suficientemente tarado intelectualmente como para creer en la existencia de un ángel de la guarda llamado Marcelo que le ayuda a encontrar plazas de aparcamiento?