16/6/17

ÁNGEL GARÓ, PAYASO LISTO


La cara la tiene. Solo hay que marcarle una ceja más que la otra y acentuar su palidez. Ángel Garó es el payaso listo. Falta poner su foto en Wikipedia para ilustrar al payaso Carablanca: “guapo, elegante, petulante, a veces autoritario y malicioso”. Garó es el enésimo juguete roto que cae atrapado en la órbita de Telecinco, esa cadena que está siempre atenta a los últimos estertores de las estrellas moribundas por si terminaran su carrera en forma de supernova. Todo final es triste, pero si hay suerte y produce una explosión que inunda momentáneamente toda la programación de luz y de color… y de rentabilidad en las cuentas de resultados, ya no es tan triste.

Garó lo sabe porque no solo parece el payaso listo, también lo es. Así que en medio del colapso gravitatorio que está sufriendo su vida personal reclama una parte del pastel. Llama a “Sálvame” y pide dinero por ser despellejado. Una, dos, tres veces: quiero dinero; esto es lo que quiero, dinero; ¿y sabes cómo se paga?, ¡con dinero! Tiene razón. ¿No es su luz la que ilumina las pantallas de los miles de yonquis enganchados a Telecinco? Pues él quiere su parte. Alimentarse de su propio estallido, autofagocitarse, es normal entre los personajes que Telecinco tiene en nómina. Solo que estos no explotan incontroladamente: son profesionales. Someten sus vidas a voladuras controladas bajo demanda: ahora me caso, ahora me separo, ahora me opero esto, ahora me opero lo otro, ahora defiendo a este, ahora me enemisto con aquel, ahora me distancio de mi familia, ahora…

Garó fue el otro día a “Sábado Deluxe” de payaso listo a pasar por caja como le corresponde, pero no dio el espectáculo esperado. Y no es eso. El payaso listo debe asumir que está ahí para recibir tartazos. Que aprenda de Jorge Javier Vázquez, que aun siendo el gran jefe de pista sabe atizar el fuego hasta, si hace falta, quemarse. Lo último: defender que los niños deben ver la tele hasta tarde porque meterlos temprano en la cama es una tontería. “En mi época nos quedábamos hasta la una de la noche viendo 'Dinastía' y mira qué bien hemos salido”. En efecto, Jorgeja, a la vista está.

No hay comentarios: