24 agosto 2008

LA FÓRMULA SECRETA

Los programas de televisión deberían especificar sus ingredientes para poder ser emitidos y comercializados. Así los espectadores sabríamos lo que nos metemos entre pupila y espalda. Y el que quiera consumir porquería podrá escoger el tipo de porquería que quiere con conocimiento de causa. Si Fulanito quiere estricnina, consulta los ingredientes y se asegura de que aquello es estricnina y no está adulterado con mercurio o con arsénico, que también son venenos, pero no es lo que Fulanito quería. Los venenos también tienen que especificar sus ingredientes para poder saber con qué se intoxica uno.

Por las tardes Telecinco coloca a la población que así lo quiere con “Está pasando”. Los espectadores creemos saber cuáles son sus ingredientes: cotilleos de los famosos, naderías de la Familia Real, cotilleos sobre naderías, naderías sobre cotilleos, vídeos tontos de personajes insulsos, listas insulsas de personajes tontos… Pues bien, no sé si es habitual lo que vi anteayer porque no suelo doparme con este programa, pero anteayer comprobé que cortan sus tóxicos con venenos que no deberían estar ahí: uno de los “reportajes” era en realidad publicidad descarada sobre “Coca-cola” que encajaba como anillo al dedo con su última campaña sobre su fórmula secreta, ya saben: qué bueno es consumir una golosina de agua con azúcar y colorante de la que te aseguran que no tiene conservantes añadidos ni aromas artificiales, pero nadie sabe cómo está hecha.

“Está pasando” debería especificar sus ingredientes. O al menos decir dónde está la isla perdida en la que un animal de dos cabezas custodia un volcán extinto que tiene una ballena atrapada que se tragó un barco pirata en cuya cubierta hay un viejo cofre inca que tiene encerrado un viejo bolso de abuela que oculta una caracola donde se encuentra el grano de arroz en el que “Está pasando” tiene escrita su fórmula secreta.

6 comentarios:

bfo dijo...

Eso de la formula secreta para mi es difícil ya que nado con dificultad y así no me puede tragar la ballena,pero bueno partiendo de esta estupidez sabremos a donde lleva la mentalidad humana.Una pregunta por que el monstruo de dos cabezas saca una tabla de surfear?que es que se aburrían y decidieron poner eso?pues muy inteligentes.Otra podría ser:como narices esta la ballena en mitad del volcán? que es que nació por fecundación en vitro o algo por el estilo,y la última:como narices la ballena trago al barco sin romperlo?que era de plástico o algún material que no se rompe?.Ya tenia ganes de escribir tonterías.
Creo Antonio que Esta pasando no te gusta mucho,bueno en realidad a mi tampoco,sobre todo desde el accidente de avión que al día siguiente se subieron a el para ver como se veía el ambiente.Pero es que no se dan cuenta que hace horas han muerto 150 personas,eso no tiene nada para atraernos solo el dolor de recordar sin parar las muertes a los familiares y amigos.Asi que les doy un aplauso con su cara entre mis palmas,ya que lo que esta pasando es que el telón de este programa cada vez hay mas gente que afirma que debería bajarse para siempre

Lilith dijo...

¡¡Les doy un aplauso con su cara entre mis palmas!! Jajajajajaaa... Muy bueno.

Pero bromas aparte: hoy voy a hablar de algo muy serio. Muchos han muerto tratando de descubrir lo que yo voy a rebelar ahora, así, sin miramientos. La fórmula de la Coca-cola. Sí, sí, sin más.

Agua carbonatada, azúcar, colorante E-150d, acidulante E-338, y aromas (incluyendo cafeína).

TACHÁAAANNNNN. Ya está. Sin misterios. Sin dramas. Sin ballenas ni barcos ni cofres incas. La puta fórmula de la Coca-cola, al descubierto. Está pasando.

No sé a qué viene tanto cuento y tanto grano de arroz si en todas las botellas y latas de Coca-cola ponen los ingredientes por la parte de atrás. A lo mejor el secreto está en que, como tanto las botellas como las latas son cilíndricas, uno no sabe dónde está la parte de atrás.

bfo dijo...

Anda es verdad nunca me he parado a preguntar cual es su culo,quizas deberíamos preguntarselo a Erose ya que ella es la inteligente del grupo y con la que siempre discute la gente

Pan dijo...

Lilith me gusta tu forma de ver las cosas peeero... eso de la fórmula secreta... no es del todo correcto puesto que el resto de bebidas de cola llevan los mismos ingredientes pero NO saben igual. A sí que tenemos: mismo recipiente, nombre parecido (en todas incluyen la palabra "cola" -aunque no venga del extracto de nuez de cola originario- y una palabra variante como puede ser: súper-(cola), brizo-(cola), pepsi-(cola), etc. Mismo envase cilíndrico o abotellado (xD). entonces la pregunta correcta sería ¿Qué puede haber de diferente entre todas ellas que sea la razón del sabor diferente de la coca-cola y que, tal cosa sería la "fórmula secreta"?

Pues teniendo en cuenta que ocultar los ingredientes de cualquier producto comestible es ilegal, la única respuesta posible a tal pregunta es la siguiente.





Sin más os la voy a escribir en este comentario de esta entrada de este blog.... pero ¡un momento! ¿La entrada no habla del programa de está pasando? ¿Qué pensarán los autores o autor de dicha entrada que espera ansioso a que alguien haga un comentario o contracrítica medio importante para ser leída y analizada?

En fin, cómo derivan los temas.....

¡Ah! sí. Se me había olvidado deciros la fórmula secreta...



En realidad simplemente es un juego lingüístico. Todo el mundo piensa que la fórmula secreta se refiere a los ingredientes de la bebida. A un "quinto ingrediente" como si de una quintaesencia se tratara. Pero en realidad a lo que alude esa formulación (valga la redundancia) de la "fórmula secreta", solo puede referirse al modo "especial" de preparación, de elaboración, tratamiento o de conservación de los ingredientes o del producto antes de ser puestos a la venta.


o quizás la leyenda urbana de la cocaína... ¿Quién sabe? Por algo se llama secreta....

Erosè dijo...

Vamos a ver... que no sé ni por dónde empezar...

Yo vengo aquí para hablar de mi libro, como decía F. Umbral. Os poneis como locos con la coca-cola... jajajajaj ni que os tuviera enganchados. A mí con 4 años me la dieron cuando estábamos de viaje turístico y yo no podía caminar más. Fue tomarla y, como se dice, mano de santo, no paré hasta la noche.

En fin... poco se puede decir de esto. Gracias por la consideración de Bfo hacia mí. Sólo apuntar una cosa: hay más inteligentes por aquí... aunque ya sabemos que no tanto como yo, claro está... jajajajajajajajaja es broma.

Qué razón tienes Lilith, no se sabe dónde está la paarte de atrás... eso deja más juego a la imaginación y al jugueteo... xD

¿reivindicamos que vuelva la coca-cola original? Ese brebaje sí que tenía que estar chulo.

Lilith dijo...

Creo que la Coca-cola original era un jarabe reconstituyente, en plan aceite de ricino pero rico. Luego le vieron el potencial, lo cambiaron un poco y hala, fiesta.

Es interesante eso de que todas las bebidas cola llevan los mismos ingredientes y que el sabor (y por tanto su calidad, que, a diferencia de los alimentos nutritivos, en las bebidas cola se identifica casi plenamente con el sabor) depende no de los ingredientes sino de cómo y cuánto se mezclen.

El paralelismo es obvio: ¿en qué se parecen las bebidas cola a los programas de televisión? ¿Importa más el tipo de contenidos o la cantidad y armonización de los mismos a la hora de imprimir calidad a un programa? ¿Todos los programas de televisión tienen en última instancia el mismo tipo de contenidos sólo que en dosis diferentes, al igual que todas las historias, las buenas y las malas, tienen introducción, nudo y desenlace? ¿Es el sabor de los programas la esencia de su calidad, como en las bebidas refrescantes no nutritivas? ¿O, en cambio, en la calidad de un programa influye tanto su sabor como su valor nutritivo, al igual que ocurre en los alimentos, a los que podemos perdonar un mal sabor si a cambio obtenemos una nutrición considerable (excepto que seamos niños)? ¿Son, por tanto, los niños los que tienen la verdad acerca del valor de la televisión?

Y quizá sea así, porque uno de los niños que viajaban en el avión siniestrado la semana pasada, mientras los bomberos efectuaban sus labores de rescate, decía: "Quiero bajarme... ¿cuándo se acaba la película?".

¿Cómo tienen que vivir los niños la televisión para vivir la realidad de un avión estrellado y en llamas como si fuera una película?

¿A qué sabe la "programación infantil"?