17 agosto 2008

VIVES CANTANDO, VIVES BAILANDO

Primero “Canta! Singstar”, ahora “Díselo bailando”. Ay, Carlos Sobera, empezaste el verano empeñándote en que nos arranquemos a cantar y ahora (viernes por la noche en La 1) lo que quieres es que nos pongamos a bailar. ¿En qué quedamos? ¿Cantamos o bailamos? ¿No es suficiente que hagamos el ridículo en una de las dos cosas que nos pides que lo hagamos ambas? Bueno, pues allá vamos: “Desde que llegaste a TVE sólo vives cantando, ¡hey!, vives cantando, ¡hey!, y ahora bailandooo; y por eso todos nos preguntamos: ¿pero hasta cuándo harás algo asííííííííí?”.

Qué horror. Qué mal me salió. Y eso que no viste la coreografía. ¿Ves lo que pasa si pones a la gente a cantar y bailar? ¿No te das cuenta de que es mejor que unos cuantos nos quedemos silbando y sentados quietecitos en una silla? ¿No ves que tampoco queremos ver a los demás cantando y bailando por muy simpaticotes, cachondos y desinhibidos que sean? Algo hay a nuestro favor: incluso tus nuevos jefes de TVE se dieron cuenta de que se les estaba yendo la mano tanto cantar y tanto bailar. Por eso hace ya unos meses que tienen “Díselo bailando” congelado en la nevera sin saber muy bien qué hacer con él. Se ve que en vez de tirarlo a la basura prefirieron descongelarlo en el microondas y servirlo en este fin de semana que toda España anda de viaje y de fiesta y de inicio de vacaciones y de fin de vacaciones y llega a casa y se traga cualquier cosa. Aquí se aprovecha todo.

La noche del viernes nos sirvieron el programa piloto de “Díselo bailando”. Esperemos que a TVE no le queden en el congelador más entregas y lo que resta de verano se conforme con tener a Sobera de animador de karaoke poniéndonos a cantar, que bastante tabarra es: Desde que llegaste a TVE sólo vives cantando, ¡hey!, vives cantando, ¡hey!...

3 comentarios:

Pan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Erosè dijo...

Ya está bien, que la gente no sabe cantar y tenemos en todas las cadenas a gente pegando gritos y gorgoritos. Que a mí no me da vergüenza ajena pero a muchos habría que darle un par de consejos, para que se replanteen lo que van a hacer.

Que los que son artistas lo son y bien para ellos, pero los que no que no vengan con milongas de sueños frustrados que eso está muy manido.

Espero que acaben muriendo todos, o casi todos, los programas de ese estilo... como las epidemias. Ellas también desaparecen.

Jordim dijo...

le tele apesta, es un pozo sin fondo de vergüenza ajena.