19 agosto 2008

TELEVISIÓN POR PUNTOS II

Qué buena idea: además de pagar una multa, las cadenas de televisión deberían perder puntos cada vez que se portan mal. Como nos pasa a los conductores con el carnet de conducir. Sólo hace falta imaginar cómo sería la tabla de infracciones que restan puntos. Vamos allá.

Cuando una cadena de televisión circule llevando a menores de 12 años como pasajeros y lo haga de forma inadecuada perderá dos puntos. Esto suele ocurrir en los programas nocturnos a los que acuden niños de invitados o incluso como personajes fijos (como ocurre en “¿Sabes más que un niño de primaria?”). Estos programas deben circular sólo de día, debiendo ir los niños sentados atrás, protegidos por el cinturón y una sillita especial de horario infantil que se adapte a su edad y peso.

También perderá dos puntos la cadena que utilice mecanismos para eludir los sistemas de vigilancia de los agentes de tráfico audiovisual, como puede ser emitir imágenes indebidas en un segundo plano mientras en un primer plano se pitorrean de lo que se ve detrás, o emitir estas imágenes con el pretexto de denunciar que otras cadenas las emitieron antes (como ocurrió en “Sé lo que hicisteis”), o incluso hacerlo en forma de dibujos animados (como en “Padre de familia”).

Por último perderán dos puntos las cadenas que paren o estacionen invitados en programas o tramos de programas peligrosos que constituyan un riesgo para las personas y no estén debidamente señalizados. Esto ocurre en todos los espacios en los que se sienta a los invitados en un plató y un presentador o presentadora los incita a hablar de su vida personal, discutir con un familiar o airear sus miserias provocando situaciones peligrosas para ellos o los que por allí circulan haciendo zapping.

¿Y los tres, cuatro y seis puntos cuando caen? Mañana seguimos.