09 octubre 2009

CON ESTE OJO... VEO TELECINCO


Ésta es la versión corta del vídeo siguiente

Fernando Trueba tiene suerte. En el mejor promo de la historia de la tele sale diciendo que ve “El intermedio”, pero con su ojo estrábico… ve Telecinco. Tiene suerte porque ver Telecinco con un ojo que no ve es siempre un alivio. Cuando ves aceptablemente con los dos, empiezan los problemas.

Un ejemplo. La noche del miércoles Jesús Vázquez estrenó su nuevo concurso: “Mi familia contra todos”. Veo los títulos de crédito y pienso que es un nombre un tanto agresivo, que seguramente será una broma, pero con el otro ojo veo la demanda judicial con la que Telecinco obligó hace un año a “Sé lo que hicisteis” a dejar de emitir sus vídeos. El gran jefazo Paolo Vasile sabe que la familia es importante, y el nombre del espacio tiene varias lecturas. Decido ser prudente. Veo un programa con ovaciones y aplausos constantes seguidos de constantes aplausos y ovaciones. Me recuerdan aquella pesadilla de “Furor”, qué miedo, pero con el otro ojo veo que Jorge Javier Vázquez utiliza “Sálvame” para amenazar a los críticos de televisión que, ¡oh malvados!, somos críticos con él, con sus programas y con su cadena. Decido ser muy, muy prudente. Veo un concurso con una dinámica tan innovadora como la subasta del “Un, dos, tres” hace treinta años, aunque con el Koala como único artista invitado. Pero con el otro ojo veo que Telecinco pone otra demanda a laSexta por la caña que les está dando “SLQH”. Me pongo nervioso. Veo que gastan un dineral en premios porque lo tienen, pero con el otro ojo veo que en esta demanda piden 100.000 euros (de los de ahora) a laSexta. Hago números: con lo que gano criticando a Telecinco un año entero no gano ni para pagar al abogado con el que perdería el juicio frente al equipo de abogados de Telecinco. Ay.

Veo “Mi familia contra todos” con otra mirada. Es un programa divertido. Desenfadado. Alegre. Casi no se hace largo ni pesado ni nada. No me lo voy a perder nunca, aunque con este ojo… veré “El intermedio”.


Ésta es la versión larga del vídeo anterior