23 octubre 2009

SOPAS CON ONDAS

Un genio. El tipo ese que lanzó a su hijo en un globo que estaba vacío es un verdadero genio. No tiene un título de voz del pueblo (como Belén Esteban), ni una publicación especializada con su nombre (como Ana Rosa Quintana), ni un máster en experimentos sociológicos (como Mercedes Milá), ni domina el socorrido recurso de hablar siempre mal de los demás porque es lo más cómodo para tener siempre algo que decir (como Risto Mejide), pero es que no lo necesita. Sabe más de televisión que toda la plantilla de Telecinco picada y batida en la Magic Bullet.

Michael Heene consiguió la mayor audiencia televisiva planetaria que se logró jamás con el presupuesto más reducido de la historia. No disponía de una cadena de televisión a su servicio, ni de una productora, ni plató, cámaras, efectos especiales, sonido, ni maquillaje. Sólo contaba con un hijo que ni siquiera se llamaba Andreíta y un globo de helio. En un descuido puso el globo, como si de un huevo de cuco se tratara, en los nidos de las televisiones de todo el mundo. Ante un reclamo así, todas se lanzaron como locas a incubar el huevo y a buscar gusanos para alimentar al pobre niño de seis años que llevaba dentro. Qué éxito.

Aquí estábamos encantados por lo que la tele había sido capaz de hacer con sólo una mesa camilla y cuatro contertulios dispuestos a todo, por lo rentable que resultaba llenar horas de programación con las imágenes de unos reporteros persiguiendo a un famoso que no hace declaraciones, pero el globo de cuco es aun mejor. Sólo hay un problema: se le fue la mano y ahora le persigue la justicia. No importa, Michael Heene nos ha demostrado que para ser el nuevo gurú de la tele sólo necesita disponer de un buen equipo de abogados como el que tiene cualquier cadena de televisión. Cuando sea así, podrá dar a todos, incluido al premiado Jorge Javier Vázquez, sopas con Ondas.

2 comentarios:

Erosè dijo...

¡Jua jua jua!

¡Buenísimo! Artículo y acontecimiento.

=)

-Erosè-

Theo dijo...

La versión ibérica de ese genio yanky es Pepe el Brujo, que se inventa un disparate y media España se lo toma en serio...

Saludos!