05 octubre 2009

EL MUNDO POR ESPAÑA

Los viajes deberían ser conmutativos: igual que uno recorre el mundo, el mundo debería recorrerlo a uno. Y si ponemos la debida atención y respeto para que todo vaya bien, al final del proceso ambos podremos ser un poco mejores. “Españoles en el mundo” es un buen programa basado en una buena idea que nos hace viajar teniendo de cicerone a unos cuantos paisanos (compatriotas) a los que el viaje de la vida ha llevado a viajar sin estar de viaje. Para alegría de todos los televidentes de buena voluntad ha dado el campanazo desde su estreno; así que entre emisiones y reemisiones (¡todas en La 1 en horario de máxima audiencia!) llevamos casi un año recorriendo el mundo desde nuestras casas. ¿Consigue que el mundo nos recorra a nosotros? No del todo. Para ser plenamente conmutativo a “Españoles en el mundo” le falta un empujón, un complemento, un último trazo que lo haga redondo y perfecto: un programa gemelo que se llame “El mundo por España”.
“Españoles en el mundo” ya tiene la compañía de “Madrileños por el mundo”, “Andaluces por el mundo” y “Originarios de cualquier otra comunidad autónoma por el mundo”. Bueno, y de “Callejeros viajeros”. Pero todos repiten la misma fórmula del español cicerone que nos sube a la torre más alta de Toronto y nos muestra “Toronto ‘tó’, Toronto, Toronto entero”. Aquí pedimos que sean ciudadanos del mundo que trabajan en España los que nos enseñen nuestra tierra. ¿Saldremos tan bien parados con los que vienen a “quitarnos el trabajo” como salimos nosotros cuando “quitamos el trabajo” a otros? ¿Somos tan acogedores con los demás como nos gusta que sean los demás con nosotros? ¿Se sienten ellos tan a gusto aquí como nos sentimos nosotros fuera? Son preguntas que debería responder “El mundo por España”, “El mundo por Madrid”, “El mundo por Andalucía” y “El mundo por cualquier otra comunidad autónoma”. Bueno, y “Viajeros callejeros”.

4 comentarios:

Alberto dijo...

Como transitoriamente español por el mundo, puedo decir que la idea de este programa está bien, y que la propuesta recíproca también, pero se necesita un mínimo de apertura mental para que alguien vea el programa. Yo creo que en España sí la hay, aunque sólo sea por la curiosidad de saber qué piensan los inmigrantes de nosotros. Donde no la hay es aquí en Holanda, donde me encuentro, a pesar de la fama que tenga este país. Yo creo que aquí les vendría muy bien algo menos ambicioso como holandeses por Europa y europeos por Holanda. Porque una cosa es ver las exóticas costumbres de países remotos y otra ver que a una hora de tu casa la gente vive de otra manera distinta a lo que has dado por sentado toda tu vida. Creo que todavía no están preparados para ver cómo gente procedente de países limítrofes les deje en evidencia como los raros.

Linotipio Percolatti dijo...

¿Os habéis fijado que en el programa solo sacan españoles cargaos de pelas, con coches, casas, empresarios de éxito o con unos puestazos de la de dios?, ¿qué es que no habrá españoles que vivan de puta madre por el mundo?, salvo un par de mozas erasmus en Rusia, que las pasaban más bien tirando a jodido, el resto de los que sacan viven de lujo.

Anónimo dijo...

Excelente blog: lo leo todos los días, por su inteligencia y corrosiva ironía. Felicidades Antonio.
Respecto a la entrada, "Madrileños por el mundo" fue quien destapó el asunto. "Españoles por el mundo y demás" vinieron más tarde. Es que en la entrada parece que "Españoles" fueron los pioneros, y hacía tiempo que yo veía en telecable a los Madrileños...
Un saludo cordial.
José A.

Guti dijo...

Sencillamente brillante. Para variar.

Lo del programa es una buena idea. En serio.

Voy un poco atrasado en la lectura (por eso comento tan tarde) pero me estoy poniendo al día.