05 febrero 2010

IT'S ONLY POP

Que un crítico despierte amores incondicionales u odios furibundos es habitual en el mundo de las artes comerciales. Pero que ese crítico sea igualmente atendido al milímetro tanto por sus admiradores eternos como por los que sienten que pertenecen a otra especie animal sólo le ocurre a Julián Ruiz. ¿Te gustan sus recomendaciones musicales, te va el rollo popero, sobreproducido, artie, brit? Pues seguro que no te pierdes su programa de radio "Plásticos y decibelios". ¿Te espantan todas y cada una de las canciones que selecciona hasta el punto de considerar que la mejor definición de tus gustos musicales sería la contrafigura de Julián Ruiz? Pues seguro que tampoco te pierdes "Plásticos y decibelios". ¿Te flipa su prosodia, su dandismo, alucinas con sus conocimientos enciclopédicos de primera mano de todas las figuras del mundo del pop? Escucharás a diario "Plásticos y decibelios". ¿Su prosodia te parece kitsch, su dandismo te parece kitsch, y crees que sus conocimientos enciclopédicos sólo lo serían en una enciclopedia kitsch? Confiésalo, pones una excusa a tus amigos para volver a casa a escuchar "Plásticos y decibelios".

Y ahora todos los que le escucháis, todos los que le escuchamos vamos a empezar a verlo en "Vídeos y decibelios". Todos como un solo hombre de lunes a jueves a las 21:00 horas en 40TV para asistir al primer programa de la cadena que puede considerarse "de autor". Nos miraremos recelosos entre nosotros cuando Ruiz presente con su estilo inconfundible un nuevo vídeo de Alison Goldtrapp, pero al final unos y otros estaremos en ese momento delante del televisor. Nos encantará o no verle revolver entre sus montañas de discos y fetiches mientras consigue que en una misma frase aparezca Chris Martin, Lil Wayne y Kings of Leon, pero no despegaremos la mirada de la pantalla. Habremos previsto verlo entero o tan sólo cinco minutos para hacernos una idea, pero cuando termine el espacio con un vídeo de Marina & The Diamonds todos seguiremos allí. Ya sé que Julián Ruiz es sólo pop, pero, nos guste o no nos guste, no nos lo perdemos.