28 febrero 2010

JAJÁ, JAJÁ, AY...

Hola, jajá, jajá, ay..., soy Flipy y hoy os voy a enseñar, jajá, jajá, ay, cómo se puede estar manteniendo indefinidamente a los espectadores de un programa por los siglos de los siglos haciendo siempre las mismas cosas, Pablo, y repitiéndose más que algo que... que algo que... que algo que se repite mucho, jajá, jajá, ay. La ciencia siempre tiene razón, Pablo, y hoy vamos a hacer un experimento en el que un conjunto de moléculas televisivas se van a mantener flotando desafiando la ley de la audiencia gracias al principio de Jordi Hurtado, que dice que las reacciones exotérmicas con fluidos hiperviscosos producen corrientes energéticas que impiden que se enfríen los gases catódicos. ¿Alguien entendió algo? ¿Tú entendiste algo, Pablo? ¿No? Yo tampoco. Jajá, jajá, ay... Yo lo entendí menos que... algo que haya entendido muy poco.

Vamos a coger, Pablo, un programa como "El hormiguero", jajá, jajá, ay... que el otro día celebró su emisión número 500 manteniendo dignos niveles de audiencia a lo largo de todos estos años. Normalmente se cree que para mantener la audiencia hay que seguir haciendo entregas nuevas del programa. Pero nosotros, jajá, jaja, ay...vamos hacer algo revolucionario, Pablo, que nunca se va visto en televisión: ¡vamos a comenzar a reemitir uno por uno los 500 "hormigueros" de la historia y vamos a comprobar que no desciende ni una centésima de share! Es muy importante que nadie intente esto en casa. ¿Para qué va a gastarse una cadena sus dineros en producir cada día una hora de televisión en directo cuando puede obtener los mismos resultados reenchufando 500 horas que ya tiene hechas? Eso es más absurdo que... que... que algo muy absurdo, Pablo.

Así que a partir del lunes, jajá, jajá, ay... en vez de repetirnos nosotros vamos a empezar a repetir el programa entero. Total... Trancas y Barrancas, Jandro, Marron, Juan y Damián. Solamente faltará la Flipa, pero nadie la echará en falta. Y nadie se dará cuenta, Pablo, de hecho, ¿hay alguien que asegure que no llevamos 100 programas repìtiendo espacios? Jajá, jajá, ay...

3 comentarios:

Daniel dijo...

La verdad es que, más allá de lo bueno, malo, entretenido, aburrido que pueda ser el programa, cada vez que sale flipy me pongo de mal humor; no es sólo que esté constatemente repitiendo los "experimentos", es que el tipo ha demostrado durante 500 programas (¡500!) que no vale para hacer televisión, no sirve, no es bueno y punto. Es un ser con un patetismo tan exagerado que resulta cargante y ridículo hasta el extremo.

Ese es el problema de este país, que se hacen las cosas siempre con tus coleguitas en vez con profesionales porque ¿para qué pagar un sueldo a un actor/presentador/llamalo X profesional si puedes dárselo a tus amiguitos y tenerlos contentos? Pues eso.

Un saludo.

Linotipio Percolatti dijo...

Motos, por favor, vuelve a la radio, de donde nunca debiste haber salido.

Lilith dijo...

Hombre, Antonio, es lógico, ¿no? ¿Por qué la tele iba a contradecir el principio universal de influencia que si no me equivoco fue formulado por Einstein? Si uno hace siempre las mismas cosas, no debe esperar diferentes resultados. ¿O sí?