21 agosto 2010

EL MUNDO Y LAS CUENTAS CORRIENTES

Hubieran podido ponerse en contacto con el espíritu de Anibal y preguntarle por qué tras derrotar a los romanos en el siglo III aC. no continuó marchando hacia Roma. Habría tenido un interés histórico extraordinario. También hubiera sido fascinante que el espíritu elegido fuera el de Alejandro Magno. Los historiadores llevan siglos preguntándose cuáles fueron las últimas palabras del macedonio en las que indicaba a quién quería designar como sucesor en el gobierno de su imperio. ¿Dijo Alejandro “krat’eroi” (“al más digno”) o “krater’oi” (“a Crátero”)? ¿Dónde carajo nació Colón? Seguro que su espíritu nos aclaraba la cuestión. ¿Quién era la Gioconda? ¿Lisa Gherardini, Isabel de Aragón, Constanza d’Avalos, el propio Leonardo da Vinci? ¿Cómo no interesarse por esta cuestión ahora que podemos contactar con los muertos? Hubiera sido el suceso televisivo del milenio que Telecinco comunicase con el espíritu de Lenin y conociera si fue verdad que el revolucionario soviético ya había advertido del dramático curso que tomaría la Unión Soviética si Stalin alcanzaba el poder. ¿Tienen algún significado las ovejas de la escena final de “El ángel exterminador” de Luis Buñuel? En caso afirmativo, ¿cuál? Freud, manifiéstate y cuéntanos por qué cambiaste tu teoría de la seducción por la teoría de la represión en los años finales del siglo XIX. ¿En verdad dejaste de creer las historias de abusos sexuales que narraban tus pacientes histéricas o cediste a la presión social de la medicina de la época?

Wonderful: Telecinco contrata a una extraordinaria medium llamada Anne Germain para que establezca contacto con los espíritus y en vez de resolver importantísimas cuestiones históricas el Más Allá se dedica a contarnos bobadas acerca del aparato de los dientes del hijo de Carmen Martínez Bordiú o no sé qué foto del padre de Los Morancos. Como ocurre siempre, los increíbles poderes sobrenaturales se utilizan para creíbles idioteces infranaturales. Tienen en su mano la posibilidad de cambiar el mundo y sólo cambian la cuenta corriente de Jordi González.

2 comentarios:

Amarok dijo...

Esto es como el tema de las psicofonías: nunca se escucha nada interesante, sólo estupideces.

No sé que es lo peor de morirse: el propio hecho de perder la vida o que el espíritu se vuelva imbécil para el resto de la eternidad...

Bueno, ahora en serio: Telecinco sigue demostrando que apuesta por una programación de calidad, que quiere informar y educar al público y que desprecia a la telebasura...

david dijo...

Qué gran post, Antonio.